Estados Unidos destroza 129-92 a Serbia y se corona campeón del Mundial de Basquetbol

Madrid, 14 sep (EFE).- La selección de Estados Unidos puso un abismo entre la medalla de oro de la Copa del Mundo y el resto de equipos y lo demostró al ganar una final sin emoción, a Serbia, por 129-92, en una demostración de poderío y superioridad.

La selección estadounidense salió desconcentrada, segura de sus posibilidades, y Serbia aprovechó las circunstancias y la nula defensa de los NBA para adelantarse en el marcador, gracias a la puesta en escena de Milos Teodosic y Nemaja Bjelica, con cuatro puntos cada uno.

Habían pasado 3:15 minutos de partido y Serbia dominaba 5-10. Mike Krzyzewski, entrenador de los norteamericanos, decidió que hasta ahí habían llegado las cosas y pidió tiempo muerto para leer la cartilla a sus jugadores.

Serbia todavía tuvo unos instantes más de gloria en los que amplió la ventaja (7-15), pero James Harden tomó las riendas del partido y lideró a sus compañeros a un parcial de 15-0 en sólo 3 minutos, pasando el marcador a 22-15 casi sin esfuerzo.

Ahí se acabó el partido y la final. La fiera estadounidense había despertado y ya nadie fue capaz de dominarle.

Kyrie Irving anotó 15 puntos en el primer cuarto con tres triples sin fallo y Harden se fue hasta los 9 puntos. Además, los NBA acabaron el primer periodo con cinco triples sin fallo para un 35-21 final.

Desde ese instante todo el mundo tuvo claro quién sería el vencedor final, hasta Sasha Djordjevic, que se pasó más tiempo sentado en el banquillo que de pie, algo totalmente inconcebible en cualquier otro partido.

Krzyzewski siguió dando minutos a todos sus jugadores y Djordjevic decidió hacer lo mismo, mientras que la ventaja se iba agrandando y los estadounidenses se iban a vestuarios con un 67-41 claro y meridiano. Y con Irving a lo suyo, a dirigir y a anotar con otro triples más, cuatro de cuatro sin fallo.

Decidido hacia qué lado se decantaría la balanza, las caras de los jugadores de ambos equipos se relajaron y comenzaron aflorar las sonrisas hasta que el ‘leñador’ Miroslav Raduljica sacó el hacha y cometió una personal antideportiva sobre Harden, la tercera de su cuenta y, en la jugada siguiente, una técnica, la cuarta.

El marcador siguió cabalgando, en el caso de los NBA desbocado, ante la ausencia de defensas (77-48, min.23). En el caso de los estadounidenses porque no las necesitaban y en el de los serbios, porque no podían hacer casi nada.

La tensión, emoción y nervios que se le suponen a toda final, quedaron fuera del guión previsto por los USA y todo quedó reducido a la diferencia con la que ganarían y a las posibles jugadas espectaculares que pudieran deparar los minutos restantes.

Los 100 puntos llegaron al marcador estadounidense en el min. 28:16 de partido (100-65), lo que da una idea del acierto que tuvieron y de la nula defensa a la que no fueron sometidos. Al final del tercer cuarto, 105-67, con un 38-26 en los últimos diez minutos.

Los cuarenta puntos de ventaja llegaron al inicio del último periodo, 115-75 (min.33.45) y Estados Unidos acabó ganando por 37, 129-92, certificando el abismo que existió entre los ganadores de la medalla de oro y el resto de participantes.

Gustavo Ayón y el Real Madrid, imparables en la Euroliga

Ayón cooperó con ocho puntos en la séptima victoria y marcha perfecta del Real Madrid

Draymond Green zanja polémicas con Kevin Durant

"Kevin y yo hemos hablado, seguimos hacia adelante", luego de la discusión que tuvieron

Giannis Antetokounmpo alza la voz contra el racismo

La estrella de la NBA denunció el trato recibido por su hermano en la Euroliga de basquetbol

Stephen Curry, baja cinco encuentros con los Warriors

"Viajará con el equipo a Texas pero no jugará ninguno de los tres partidos y será evaluado de nuevo en 10 días"

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS