“El Payo” triunfó en Juriquilla

Mexico, 2014-09-17 10:55:33 | Redacción ESTO

Foto: Archivo

SE llevó a cabo la tradicional corrida de Independencia con una muy buena entrada en Provincia Juriquilla, en la que el diestro queretano Octavio García “El Payo” ha sido el triunfador del mano a mano con Diego Silveti, tras desorejar a dos de los ejemplares que le correspondieron en su lote para obtener un total de dos orejas, mientras que Silveti, quien también tocó pelo, se fue con una oreja.

Octavio García “El Payo” en el primero de su lote ha estado muy centrado y valiente, logrando una labor derechista, con pases templados, ante un toro con genio. Dejó una estocada y fue aplaudido. Su segundo ha estado mejor por las buenas condiciones del de Xajay, que aprovechó cabalmente. Otras buenas tandas de muletazos que calaron en el tendido de la estocada y cortó una oreja. “El Payo” se enfrentó a un tercero muy complicado, pero el queretano, con técnica, voluntad y valor, logró la faena y mató de estocada para la segunda oreja y con ello salir a hombros.

Diego Silveti, con su primero se lució con el capote, y con la muleta, muletazos templados por el derecho por la claridad con que embestía el astado, pero duró poco el gusto, se apagó, pero ya había toreado con buen gusto y temple. Buena estocada para una oreja.

Silveti volvió a lucir en su toreo de capa y fue aplaudido con fuerza. Con la muleta el toro fue indefinido, tan pronto embestía como se quería rajar y Diego se metió entre los pitones para arrancar los muletazos. Faena de garra. Muletazos circulares y por la espalda. Mató de metisaca y estocada y tuvo petición que el juez no concede; fue ovacionado fuertemente.

Con su tercero de la noche Diego se enfrentó a un astado muy rajado y malo. Le intentó pero sin beneficio. Al entrar a matar sufrió un corte en la mano izquierda, y fue ovacionado. En su afán por triunfar Silveti regaló un astado que fue malo por momentos desde el capote hasta la muleta, el torero intentó pero era imposible ante las condiciones del burel, lo mata de buena estocada para ser ovacionado. En la enfermería le dieron cuatro puntos en la mano herida.