Céspedes estrenó su recital “Todavía”en el Lunario

Mexico, 2014-09-19 10:50:22 | Redacción ESTO

POR ALMA ROSA CAMACHO
FOTOS: ALBERTO MONTALVO

CON saco en terciopelo negro, pantalón gris y sus inseparables lentes oscuros, Francisco Céspedes abrió su recital “Todavía”, con su hit “Dónde está la vida”, pasadas las 21:40 horas de ayer, en el Lunario, apareciendo con un bastón para apoyarse pues tiene el pie izquierdo inflamado por un piquete de animal.

Al iniciar su actuación netamente romántica, lo hizo con el tema “Parece que”. Luego dejó el bastón por ratos y bailó a ritmo de la melodiosa canción, después se sentó en una silla y al terminarla dio un salto.

“¡Buenas noches! Gracias por estar aquí. Estoy muy feliz porque uno de los humoristas cubanos apareció aquí, Cristino. Les pido un aplauso para él”, dijo.

Anunció luego un bolero y en ese momento se abrió el saco para dejarse ver con su camisa de “bolas”, y así interpretó “Qué hago contigo”.

Siguió con “Todo es un misterio”, tras tomar bastante agua, para lo que pidió que alargaran la introducción y paso siguiente aventó el saco de terciopelo y volvió a ponérselo y nuevamente lo arrojó hacia atrás quedando prendido de una especie de alambrado que cubrió la batería.

“Han pasado muchas cosas, perdí mi lente de contacto al salir de mi casa de Cancún hacia acá, tengo gripa y no tengo ni una vieja a mi lado. Voy a cantar una canción que le hice a una amiga”, y así siguió con “Tú por qué”.

Estuvo acompañado de puros músicos de La Habana, Cuba; adonde por cierto regresará el próximo día 27, ya como todo un exitoso cantautor cubano para dar su primer concierto en 24 años de trayectoria en México.

“Voy a cantar un tema que es la mamá de todos los músicos y es la que cuida mi música y le voy a pedir que a ustedes los cuide, pero de los cobradores de tarjetas de crédito y de platino que los tienen bien estresados”, y así continuó con “Yamaya”.

Y su repertorio siguió con “Se me antoja”, “Si no fuera por ti”, “Atañe la mirada”, “Qué lejos”, “Tú te vas” y “Adiós felicidad”.

Francisco Céspedes, aun con el malestar de su pie, cumplió cabalmente ante su público que abarrotó el Lunario del Auditorio Nacional.

Prosiguió con boleros como “Alma mía”, “La flor de la canela”, “Esta tarde vi llover”, con la cual recordó a su amigo Armando Manzanero.

Y otras fueron “Nunca más”, “Pensar en ti”, “Nadie como tú”, “Las tres pegadas”, “Sentencia”, “Yo no te pido”, “Remolino”, “Por aquí, por allá”, “A veces”, “Todavía” y cerró con su máximo éxito: “Vida loca”.