Raúl Rivera reconoce casos de dopaje, pero niega que estén en activo

Mexico, 2014-09-20 19:24:11 | Redacción ESTO

México, 20 Sep. (Notimex).- Después de que trascendiera el supuesto positivo por dopaje en algunos jugadores de la Liga Mayor de la ONEFA, el coach de Pumas CU, Raúl Rivera, señaló que no hay ningún jugador en la plantilla actual de su equipo que saliera positivo, pues una vez que se detecta son automáticamente cortados del roster.

El tema ya llegó a la Federación Mexicana de Futbol Americano, que ha dicho que la lista ya está en poder de los equipos, por lo que ha evitado dar nombres y número de elementos.

Por su parte, Rivera se limitó a decir que en este momentos los “felinos” están sin problema alguno y no hay riesgo de que anulen su campeonato de la temporada pasada.

Adelantó que en caso de que hubiera sucedió, el procedimiento normal es notificar al jugador de manera individual y él es quien decide su forma de proceder para defenderse o para aceptar la sanción, que por reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por su sigla en inglés) es de dos años.

“En este momento en el equipo de Pumas no hay ningún jugador que saliera positivo. Si alguien salió positivo no forma parte del equipo y ahí el castigo ya esta aplicado, si hubo un jugador, dos o 10 sancionados de un equipo o conferencia se puso una sanción y esa es la que marca WADA”, aseveró el estratega.

En esos casos, la sanción es automática, por lo que no ve viable quitar un campeonato, ya que según el coach “se ganó legítimamente en la cancha”.

Explicó que “en el supuesto caso positivo, los jugadores son sancionados y dados de baja automáticamente, así que por principio de legalidad no podrían volver a ser sancionados de distinta manera por el mismo delito”.

Recordó que desde el año pasado se hacen exámenes antidopaje tanto en la conferencia de los Ocho Grandes como en la Nacional, además que apoyó que estos temas se manejen en total hermetismo con los inculpados, por lo que los nombres no se harán públicos sin precisar si se refiere a jugadores que fueron del equipo o no.

“Los jugadores (en esta situación) merecen que se les apoye y dirija, no que se les satanize y destruya, por eso no se han dado a conocer los nombres, es parte del acuerdo para protegerlos”, finalizó.