Daniela Romo, homenajeada

Mexico, 2014-09-25 09:25:12 | Redacción ESTO

POR ALMA ROSA CAMACHO
FOTOS: ALBERTO MONTALVO

DANIELA Romo, acompañada de la diva Silvia Pinal, de su representante Tina Galindo, su productora de telenovelas, Carla Estrada, y la periodista Maxime Woodside, a una semana de volver al Auditorio Nacional con su espectáculo “Para soñar”, recibió un emotivo homenaje por su exitosa carrera como actriz, cantante y compositora, en el programa de televisión de paga “¡Es de noche… Y ya llegue!”, que conduce el polifacético René Franco.
En la emisión que ayer se transmitió por Unicable a partir de las 10:30 de la noche, se redescubrió la vida desde la niñez de Daniela, quien se inició en el teatro con Los Hermanos Zavala como Teresita Presmanes en la obra “Contigo pan y cebolla”, siendo entrevistada por primera vez por Woodside en el Teatro Insurgentes.

Antes, al pasar por la alfombra roja en las instalaciones de la XEW de Ayuntamiento, Centro, confirmó Daniela que no hará su biografía literaria, porque no quiere justificar lo que ha vivido, aunado a que no se siente una escritora ni mucho menos una poetisa, cuyo título se lo ganó Pita Amor.
“No me considero ejemplo de nada ni de nadie. Hay muchas mujeres valiosas y ellas para mí son ese ejemplo, motivación y modelo. Además ya se ganaron el título de lo que bien podría ser mi biografía: ‘Anecdotario de una vida inútil, pero divertida’”, bromeó.

La Romo se declaró una asidua lectora y confió que en lo que va de 2014, ha leído 42 libros, “he leído dos libros de Sergio Almazán como son ‘Acuérdate de María Félix’ y ‘El viejo que leía de amor’; son fabulosos, así como los de Julia Navarro. Sé que el leer nos lleva al hechizo de las vidas que no nos fueron concebidas”, describió.

Y a una semana de volver al Auditorio Nacional, donde se presentará el miércoles 1 de octubre, comentó: “Estoy realmente emocionada, feliz, expectante, nerviosa, ya quiero que suceda…”.

Resaltó que por las personalidades que va a invitar, será un recital “muy emotivo, lleno de nostalgias y alegrías, de música y que todos bailemos, cantemos y nos abracemos”.

-¿Qué le falta por hacer a Daniela?
“Nada, sólo seguir creciendo, pues como se sabe tengo poco más de 40 años de carrera. No voy a seguir aquí, aunque tengo una segunda oportunidad de vida, mas me afianzo a mi corazón. Y persigo en la actuación a dar el salto de ser bisabuela; ya fui mala, fui buena, y es lo que quiero seguir haciendo siempre”.