2001, el primer congelamiento en Columbus

Mexico, 2016-11-02 09:14:37 | Luis García Olivo / Enviado

El 11 de noviembre está a la vuelta de la esquina y con ello una nueva visita de México a Columbus, feudo en donde nunca le ha podido ganar a los Estados Unidos en la fase final del Hexagonal con miras a un Mundial.

Desde el 2001  los de las barras y las estrellas comenzaron a usar dicha ciudad como su sede para recibir al Tricolor, a México lo llevaron al norte, uno de los puntos más fríos del país y al estado de Ohio en donde hay pocos paisanos.

En dicho Hexagonal previo al Mundial de Corea-Japón comenzaron a escribirse esas historias tétricas en contra de México, pues cayeron en las visitas subsecuentes de cara a Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, contabilizándose cuatro visitas y el mismo número de caídas.

Sin embargo, la primera vez es recordada desde hace tiempo. En los banquillos técnicos estaban Enrique Meza y Bruce Arena. El resultado favoreció 2-0 a los estadounidenses con goles de Josh Wolff y Earnie Stewart.

También puedes leer: Cuatro motivos para temerle a la maldición de Columbus

En esa noche del 28 de febrero del 2001, México no jugó a nada, no metió las manos y se congeló del frío de la ciudad. En el primer tiempo los del Tio Sam perdonaron, el Tricolor aguantó con todo, era incapaz de crear peligro y Arena apostó en el complemento, tiempo en el que se echan el partido a la bolsa.

Los gringos marcaron inmediatamente de reanudado el complemento y mataron al rival en el ocaso, al minuto 87, en donde el Tricolor nunca tuvo estímulo de respuesta, pese a los ingresos de Miguel  Zepeda,  Víctor Ruiz y Jesús Arellano como hombres de refresco.

Ese México era muy conservador, tenía muchas piernas de recuperación y poco oficio goleador, aunque estuvieran los nombres de Luis Hernández y Paco Palencia en la ofensiva.

El once de Meza fue un dibujado 5-3-2. En la puerta puso al multifacético Jorge Campos. La defensa fue integrada por Chava Carmona, el emperador Claudio Suárez, la promesa, en ese entonces, de Rafael Márquez, Alberto “Flaco” Macías y Marco Antonio Ruiz.

También puedes leer: En 2005 “caminando”, pero con derrota en Columbus

Al  mediocampo posicionó a Pavel Pardo en la contención, Germán Villa y Braulio Luna en la volanteada por las bandas y en punta el “Matador” Hernández y al “Gatillero” Palencia.

Sin embargo, ese México fue chato porque no metió las manos y regresó al país con una dura derrota, sin saber que vieron el nacimiento de un territorio que nunca ha podido conquistar el Tricolor.

También puedes leer: El “dous a cerou” de 2009 en Columbus, la confirmación

En el equipo de Estados Unidos brillaban Claudio Reyna, Brian McBride y Cobi Jones, en la banca miraba un jovial Landon Donovan.

La derrota quedó ahí, echó raíz para la marca que hoy en día es vigente y México clasificó al Mundial de Corea-Japón con plenos sobresaltos entre “bomberazos” de Enrique Meza- Javier Aguirre y el primer “Aztecazo”, obra de los ticos. El Tricolor clasificó como segundo lugar en el Hexagonal con 17 puntos por debajo de Costa Rica, pero por encima de los de las barras y las estrellas.

También puedes leer: El 2-0 del 2013 en Columbus, una condena