Juan Pablo Sánchez se perfila a la México

Mexico, 2014-09-25 23:29:32 | María Vega

Foto: Archivo

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

NO hace falta decir que el hidrocálido Juan Pablo Sánchez será una de las cartas fuertes para la próxima Temporada Grande de la Plaza México, derivado de lo que estructuró en la edición pasada y aunado a las grandes tardes que ha conseguido en todo este año, lo cual le ha puesto en un peldaño alto dentro de la fila de matadores. Juan Pablo Sánchez se perfila para ocupar una de las principales fechas en el abonado del serial taurino más importante de México, podría ser en las tres primeras fechas, o por qué no decir que en la inauguración, de acuerdo con lo que se dice en los mentideros taurinos. Independientemente del anuncio que haga el empresario Rafael Herrerías el próximo miércoles en relación con los carteles oficiales de la temporada, el primer festejo suena bastante ambicioso, pues por ahí ya también se dice que reaparecería el valenciano Enrique Ponce y obviamente lo haría en una fecha de máxima categoría: la inauguración. Sería entonces un mega cartel: Enrique Ponce, Juan Pablo y otro espada que seguramente iría en tono a la máxima figura de España.
Vaya compromiso que habrá de tener entonces Juan Pablo, ya que le pelearía las palmas a uno de los grandes consentidos de la afición capitalina como lo ha sido sin duda Ponce, quien ha toreado ya con varias generaciones de espadas mexicanos, como el propio “Zotoluco” lo ha hecho.
El hidrocálido tiene las credenciales suficientes para enfrentar una temporada de esta magnitud, que suena bastante prometedora de acuerdo con los avances que ha tenido a lo largo de 2014; no es nada extraño decir que Juan Pablo es actualmente el mejor exponente del toreo con temple, acoplado al asentamiento que ha adquirido cada tarde y lo cual le va aventajando a pasos agigantados para tomar un sitio preponderante en México, que le catapulte a la Iberia para ir consumando su carrera y convertirse en figura del toreo.
Más que orejas, rabos y salidas a hombros, que realmente han sido muchas este año, derivadas de sus contundentes actuaciones, Juan Pablo va desmoronando una madurez importante que se refleja claramente frente a los toros. Y es que no ha habido una ganadería que le haga sudar el terno, entendido está de los terrenos del toro y sabido de las distancias.
Ha sido sin dudas una de las campañas más relevantes del torero aguascalentense, comenzado allá en la feria Guadalajara, siguiendo en la de León y qué decir de la de Aguascalientes, San Luis Potosí y Zacatecas, por nombrar sólo unas cuantas, plazas donde ha patentado una tauromaquia indiscutible y que ahora llevará como vitae para ratificar su campaña ante la gran afición del coso Monumental de Insurgentes.
Habrá que esperar el próximo miércoles para que Rafael Herrerías abra el telón de los carteles que habrán de componer el abonado de la Temporada Grande, un evento que ya se espera con ansia y emoción, porque si algo es cierto es que esta temporada traerá grandes, muy grandes sorpresas salidas del ingenio de Herrerías, quien para este año habrá de dejar marcada la temporada con profunda huella.