Febrero de 2009, la consolidación del “dous a cerou”

Mexico, 2016-11-06 09:23:18 | Luis García Olivo / Enviado

POR LUIS GARCÍA OLIVO

Once de febrero del 2009, tercera visita a Columbus, tercera caída y bajo el mismo marcador.

La noche de los Bradley, la tragedia de Oswaldo Sánchez, la expulsión de Márquez  y la confirmación de superioridad de  Estados Unidos sobre México al ganar 2-0 en plena consolidación del “dous a cerou”.

La eliminatoria a Sudáfrica 2010 reunía a Estados Unidos y México en el estadio del Columbus Crew. En el banquillo técnico de los de las barras y las estrellas Bob Bradley dibujaba la estrategia, su retoño, Bob, se vestía de héroe en el terreno de juego. En el bando mexicano, el sueco  Sven Goran Eriksson batallaba a la hora de dar sus instrucciones en español.

También puedes leer: Cláudia Alende, belleza brasileña

El partido se desarrolló en un bajo nivel y en una cancha mojada porque  cayó una tormenta. Estados Unidos generó muy poco contra un Tricolor decepcionante y que sufrió dos “osos” de sus dos principales figuras: La expulsión de Rafael Márquez y la colaboración de Oswaldo Sánchez en la segunda anotación de los gringos.

El esquema de Eriksson fue tan inofensivo, que en el segundo tiempo no realizó ningún disparo directo a la portería rival. Además perdían ese olfato goleador, ya que Nery Castillo salió de cambio por un tirón en el muslo derecho. Su sitio fue ocupado por Israel Martínez, quien no pesó.

Antes de irse al entretiempo, los del Tío Sam marcaron por medio de Bob Bradley.  En un tiro de esquina a segundo palo, Márquez midió mal y se pasó, Donovan recentró  en donde Oyenwu remató igual, Sánchez rechazó y Bradley contrarremató.

También puedes leer: ¿Cómo fue el festejo de los Cubs en 1908?

Eriksson, sacudido, buscó despertar a su equipo con la entrada de Sinha. Sin embargo, lo peor llegaría. Dos Santos no pudo rematar porque fue jalado por la defensa dentro del área y luego, en el contrarremate, cuando Gío estaba tendido, no pudo meter el esférico a un metro de la línea de gol. De inmediato Márquez dio una plancha a la rodilla del guardameta y fue expulsado por el árbitro guatemalteco Carlos Batres.

Ante el conformismo estadounidense y la inoperancia mexicana, el duelo llegó al minuto 91, cuando Bradley se animó a tirar de lejos y el balón se le escapó por debajo a Oswaldo Sánchez. Las gradas del Mapfre Stadium entonaron el constante “dous a cerou”.

Por México alinearon Oswaldo Sánchez, Gerardo Galindo, Carlos Salcido, Rafael Márquez, Ricardo Osorio, Leandro Augusto, Pavel Pardo, Nery Castillo,  Carlos Ochoa, Alberto Medina y Giovani dos Santos.