Osorio y la batalla crucial contra Estados Unidos

Mexico, 2016-11-07 09:42:53 | Fernando Schwartz

 

En Acceso Central de Fox Sports sostuvimos una amplia charla con Juan Carlos Osorio, director técnico de la Selección Mexicana. Aquí lo que nos platicó, previo al encuentro contra Estados Unidos, en el comienzo del Hexagonal final de Concacaf rumbo al Mundial de Rusia 2018. “Indiscutible es el más importante de mi carrera profesional”, admitió.

“Anteriormente, a nivel de clubes representamos en instancias finales a una hinchada o gran parte de una población. El 11 (de noviembre) será representar a todo un país y en una rivalidad que no es estrictamente deportiva. Se miden otras cosas”, añadió.

Vivió en Estados Unidos como inmigrante. “Creo entender exactamente qué piensan los mexicanos que viven en México y Estados Unidos. Lo que representa para todos”, dijo.

De Santa Clara a Columbus, Osorio se rehace… “Mira, en retrospectiva fue acertado el camino y el proceso que crucé. Doloroso, pero fue lo mejor. Revivir, entender el episodio. Aprender del resultado y digerirlo. Aceptarlo, reponerme totalmente. Primero, con la conciencia intacta de recuperarme y sobrepasar es mal trance. Con credibilidad, confianza total en el jugador y el público mexicano”, explicó, en recuerdo del fracaso en Copa América, cuando Chile goleó 7-0.

También puedes leer: “Chicharito” ya está en Columbus y es optimista

Ahora, frente a Estados Unidos, “sabemos que el partido en Columbus es difícil y nunca se nos ha dado. Pero entiendo que es una gran oportunidad para todos nosotros de reivindicarnos con la afición mexicana”, resaltó.

El sentimiento tras lo sucedido: “Obviamente se pierde credibilidad en el proceso. De la misma manera es una oportunidad partido a partido, de ganarlo nuevamente, la confianza y retomar caminos al objetivo. Ir al Mundial. Buena eliminatoria en el Hexagonal. Que a través de juego y resultados, ganarme la confianza”.

La eliminatoria anterior se clasificó regular y un partido lo tiró todo. “Quince días atrás le habíamos ganado al mismo Chile. Salvo Bravo, fue la misma nómina”.

Eso le hace daño a México. “Yo creo que era entonces la confianza suficiente para pensar que podemos jugar de igual a igual, de competir once contra once. Que el futbol mexicano está al nivel de los grandes de Sudamérica. No me corresponde arrepentirme, pero sí aprender”.

Un nuevo proceso trae ilusión a los fans. “Se entiende. El aficionado mexicano ve en su Selección otro nivel. Hay que entenderlo. La diferencia es cuando no vives en México no magnificas, no pueden darse cuenta de lo grande que es la Selección. En más de un año tengo claro lo que significa la Selección a través de los mexicanos”.

También habló de lo dicho sobre un famoso reglamento interno que se le adjudicó. “Aparte del orgullo inmenso que tengo liderando la Selección Mexicana, ha sido una enseñanza extraordinaria. Pasar de dirigir un club grande o dos en Sudamérica, que tuve oportunidad, a dirigir una selección, es un paso grande. Cuando es México, son dos o tres pasos más grandes. Hemos entendido, valorado y tenemos claramente delimitado el camino”.

En todo el mundo pasa. La pasión les presiona al interior: “Hay presiones y le sumaría la nuestra como profesionales. Siempre ha estado presente desde que inicié de asistente en el City, en clubes y selección como técnico. Presión de vocación con responsabilidad con un grupo, y con una nación entera. Presiones manejables. Hay una estrategia, cumplir con la responsabilidad. Ver la mayoría de juegos y evitar que se nos escape un jugador. Ellos saben que los observamos a todos, vemos el internacional. Seguimos a todos de cerca”.

También puedes leer: ¿Joaquín Moreno, se queda en La Máquina?

SERÁ UN GRAN JUEGO

La pregunta es si el poco trabajo en cancha, antes de encarar a Estados Unidos, será suficiente para vencer. “No sé si son suficientes. Tenemos listas las cuatro sesiones. A este nivel y del seleccionador es buscar complementos, relación entre jugadores y trabajarlas. El nivel del jugador sugiere que con dos o tres sesiones el entendimiento está. Veremos la ejecución en el campo. Tiempo para preparar ese gran juego. Todos sabemos la responsabilidad. Tendremos un gran partido”, consideró.

“Después de estar con la Selección, esta cantidad de convocatorias y de juegos que hemos tenido, hay una conclusión clara y concreta. No sólo que el jugador mexicano tiene la capacidad, sino que reacciona de la misma manera que jugadores de otras culturas, entrenamiento, preparación y en lo personal al trato respetuoso y responsable que se le brinda”, detalló Osorio.

Enseguida, el estratega precisó que “hay juegos más demandantes que otros, jugadores más preparados. Vemos la mayor cantidad de jugadores que podemos ver. Sobre posibles escenarios, valorarlos. La última convocatoria fue con un grupo joven, que no había tenido oportunidad. Lo mezclamos con tres. Marco y Gío son jugadores para Selección en cualquier juego. Dependiendo del nivel y comportamiento. Deben estar. Otros que van de poco mandando mensajes de querer estar. Por la poca continuidad en sus clubes no pueden ser tomados en cuenta”, aclaró.

Enseguida compartió lo que pretende para estos dos juegos contra Estados Unidos y Panamá: “A los europeos queremos verlos en el nivel de ahora. Ejemplifico, Marco es influyente en su equipo; Salcedo también, inició de central por izquierda, ha jugado de derecho. Jiménez retoma su nivel después de la lesión con nosotros. Tenemos en claro que estos dos juegos son para el grupo principal de jugadores convocados”.

La eliminatoria de once meses: “Estos dos primeros juegos serán diferentes. Con Estados Unidos, que es atlético en el futbol aéreo. Panamá con velocidad. Estados Unidos si juega Jozy Altidore, no será un equipo rápido, pero fuerte en pelota detenida. Hay que nivelar, es la combatividad, su profesionalismo, entrega y los mexicanos la tenemos. Lo tienen los jugadores y nosotros como Selección. El aporte en lo táctico. En Panamá lo consideramos un juego más de transiciones, con el grupo convocado tendremos un equipo capaz de competir”.

También puedes leer: Klinsmann da su convocatoria para enfrentar al Tricolor

ONCE CONTRA ONCE

Hizo notar que el de Columbus es un estadio pequeño, para 25 mil personas, con frío. Una de las pocas ciudades donde no hay mucho mexicano. “Ellos buscan jugar ahí”, observó. “Podemos nivelar. Somos once contra once. El futbol mexicano tiene gran oportunidad de competir en todo contra Estados Unidos”, pronosticó. “Que los muchachos cumplan con la planificación y ejecución. La parte de ser responsables y asumirlo. Lo podemos. El gran grueso de la convocatoria con mucha experiencia de haber jugado en partidos de importancia”.

El sistema de Osorio y sus rotaciones, su aplicación: “Me parece que es un tema que de pronto ha sido mal entendido. De haberse hablado no fue mi frase. He hablado de oportunidad para todos y rotación para algunos. Guardo como práctica normal las alineaciones de los juegos. No sólo partido a partido. Mientras ha sido posible por salud y nivel. Hemos mantenido ocho jugadores. El hacer tres o cuatro cambios es algo muy normal en el futbol europeo”.

Equipo que se gana no cambia: “En nuestra opinión casi pretender, ignorar al rival. Cada uno es diferente. Hoy el futbol en todos los adelantos se ha nivelado por la gran información que hay. Cómo sabemos que Christian Pulisic entró a jugar y lo hizo de extremo derecho e hizo gol. Por ejemplo, los americanos pueden hacer lo mismo con Gío en la misma Liga. Marco, en Frankfurt. No se ignora en la ecuación. Pensamos en el rival principal de nuestro grupo. Estos deben jugar. Si el rival es diferente se cambia”.

También puedes leer: Misión Columbus, en marcha

DIFERENCIAS CLARAS

En el juego contra Estados Unidos “debemos tener buenos cabeceadores”, recomendó Osorio. “Contra Panamá, con siete jugadores rápidos, son otras condiciones. Cuando valoramos eso es grupo principal y poner algunos otros. Pero lo más importante es que siempre exista esa competencia interna, que siempre da, que todos suban de nivel. Si no tendríamos un equipo en confort, pensando que siempre juegan”.

Su estilo: “Contra Uruguay sí lo manifestaron .Un partido donde se vieron con la necesidad de salir y se vieron bien. Nos ha faltado. Contra Honduras en el empate. Se controló a ellos, pero se falló en el último tercio. Se mejora en algunos y ojalá se mantenga esto”.

También puedes leer: Pineda lo tiene claro, acabarán con el 2-0

NO SE ARREPIENTE

A Osorio le encantaría estar en contacto permanente con los jugadores. “Hace falta tiempo. El jugador mexicano tiene respuesta positiva en nuestro día a día”, observó. “Se entrena con idea de juego, planteamientos para escenarios a futuro. Dar oportunidad a los jugadores de mejorar en prácticas reales. Necesitamos tiempo. Es para todos, no nos arrepentimos”.

El quinto partido en un Mundial: “No creo que sea problema, pero sí ser realista y decir que el famoso quinto partido como ese en Copa America contra Chile era equivalente. Lo anterior pasó y ahora a competir de igual a igual. Esta es de unidad, de amor propio, de valentía, de moral y ética. Decir que jugaremos contra un equipo exitoso, pero que podemos y tenemos qué representar bien al país y jugar al tú por tú”.