¡Táctica fría! El discurso de Osorio contra la tradición estadounidense

Mexico, 2016-11-10 10:46:10 | Luis García Olivo / Enviado

Foto: Jorge Barrera

 

La rivalidad llegó a su última instancia. El día previo al encuentro más importante de la eliminatoria. La ilusión futbolera de dos países, idiosincrasias y formas tomó un punto crítico.

Hoy el cafetalero mexicano y bávaro gringo tomarán el micrófono para charlar del deporte más popular del planeta. Ambos reservarán sus cartas para echarlas en el último instante. El tradicional enfrentamiento se calienta, pese a lo frío del clima.

Las plumas, el estudio y su mentalidad ganadora es lo que hace de Juan Carlos Osorio un hombre totalmente ideal para romper la maldición. Ilusionado, ha dejado en claro que ganarán mañana. De cierta forma le pone el anuncio de “favorito” al local y juega su partido en el terreno que le conviene.

Aunque no solamente se trata de la táctica estadounidense. Jürgen Klinsmann no tiene que inventar fórmulas. El alemán puede cosechar lo que la mentalidad de Bora Milutinovic creó; lo que Steve Sampson experimentó; lo que Bruce Arena estructuró y Bob Bradley perfeccionó. El meterse en la mente del mexicano y vencerlo psicológicamente, algo que el técnico azteca quiere hacer en esta ocasión.

También puedes leer: Brasil nunca ha perdido con Argentina en el Mineirao

El resultado, en la mayoría de los enfrentamientos importantes es el 2-0. Pasó en el Mundial de Corea-Japón. Con el debut de Hugo Sánchez, como entrenador, y en varios amistosos. El “dous a cerou” ya es una tradición.

Es ahí donde la experiencia de Osorio deberá salir a relucir. De sangre caliente y con el café corriendo por sus venas, el “Recreacionista” tiene un modelo muy criticado y hasta cierto punto predecible. Al colombiano le gusta rotar, un “pecado” que en México no se acostumbra, pero que no quiere decir que esté mal. Sus parados suelen no variar y los cambios son anunciados. En la obviedad es donde Juan Carlos se hace fuerte. La confianza en sus jugadores le da un extra en ese tipo de instantes.

En lo que puede caer el colombiano es pensar que su idea es la verdad absoluta. Y pese a que él se considera un analista exacto y sin fallas, el laberinto que significa salir con tres puntos del estadio Mapfre es sin duda el reto más importante de su carrera.

Las condiciones son distintas a las que está acostumbrado. Osorio ha vivido gran parte de su carrera como técnico en México y Sudamérica. Tal vez solamente su experiencia en el Manchester City y la MLS lo acerca a lo que vivirá en Columbus. El Clásico de la Concacaf lo puede consagrar o convertirlo en el enemigo público número uno.

También puedes leer: Cristiano admite que el Barcelona tuvo intención de ficharlo

Enfrente tendrá a un hombre que siempre ha sobresalido por su mentalidad. Ser multicampeón como jugador lo demuestra. No todo ha sido bueno con el germano, también ha vivido momentos complicados y ha sido cuestionado hasta qué punto le podría aportar más al cuadro de las barras y las estrellas. A fin de cuentas se coló como el cuarto mejor equipo en la pasada Copa América, un reto que no perdió pese a su mal inicio.

La superioridad en encuentros para el Tricolor es notable. Con 66 disputados, 34 se han pintado de verde, blanco y rojo, a diferencia de los 18 con el rojo, blanco y azul.

Ambos tienen su objetivo muy claro. Hasta qué punto pueden aguantar sus Federaciones de caer ante el odiado rival en el inicio de la eliminatoria. Osorio debe romper el maleficio, Klinsmann mantener la jettatura. Presión fría y al máximo para ambos estrategas.