Hugo Anguiano hizo 11 peleas en California

Mexico, 2016-11-15 11:01:14 | José Luis Camarillo

Foto: Jorge Barrera

 

Sin previo aviso, apareció la figura del ex boxeador Hugo Anguiano en la Redacción de ESTO.

Con varios kilos por encima de las divisiones gallo y pluma, en las que era hábil combatiente, no resultó fácil reconocerlo “a primer golpe de vista”.

Hugo Anguiano Islas, cuya carrera fue guiada por su vecino tepiteño Gerardo “Pinocho” Gutiérrez, también tuvo “una probadita” al lado del mánager sabio Arturo “Cuyo” Hernández.

Anguiano, quien entrenaba en el Deportivo Tepito, se mostró muy interesado en el reciente llamado que hizo el Consejo Mundial de Boxeo para inscribirse en el Seguro de Pensión que existe desde 1982 en California, para pugilistas que hayan actuado en cuadriláteros de ese estado de la Unión Americana en la década de los 80. Uno de los requisitos es que sean mayores a los 50 años de edad.

Hugo protagonizó 11 pleitos en suelo californiano entre 1987 y 1989.

También puedes leer: ¡Nadie los frena! Los Clippers llegaron a 10 triunfos

“Tuve varias derrotas, pero la mayoría fueron decisiones muy cerradas. El único que sí me pegó fue Mike Zena, pero allá le gané a Rodolfo ‘Colorina’ Ortega y vencí dos veces al local Abe Gómez, en la segunda ocasión por el cinto de peso pluma de California”, manifestó.

El ex púgil nacido en la calle Peñón, en el llamado barrio bravo, aclaró que la marca de 8-10, tres nocauts, que le atribuye el cibersitio BoxRec, no es exacto.

Para empezar, asentó que su debut profesional no fue con una victoria sobre Antonio Morales, ya que en realidad sufrió un revés por puntos en seis rounds el sábado 27 de noviembre de 1981 en la Arena Coliseo. “Tuve más peleas ganadas que perdidas”, afirmó.

El ex alumno de Gerardo Gutiérrez nos platicó que a su retiro, se dedicó a manejar un taxi de su propiedad y se mantiene en ese oficio. Actualmente, conduce otro automóvil de alquiler que le ayudó a conseguir su amigo Chalo, y espera que a inicios de 2017 ya pueda tener otro, que sea suyo, para lo cual ahorra dinero.