Xolos cae ante Veracruz y pone en riesgo el liderato

Mexico, 2016-11-18 23:35:06 | Redacción ESTO

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ

ENVIADO ESPECIAL

VERACRUZ.- Los ladridos de Xoloitzcuintles se escuchan todavía desde lo más alto de la tabla general. Sin embargo, ya no son con tanta fuerza. Tijuana ligó su segundo revés al hilo y está en peligro de perder la posición de honor. Pachuca y Tigres lo pueden rebasar en la intensa actividad sabatina.

Agustín Vuletich amansó a los perros aztecas, pero Dayro Moreno igualó todo. Ese ladrido fue suficiente para que el colombiano se posicionara como líder de goleo momentáneamente. Boselli y Ruidiaz están a la caza.

También puedes leer: Conmebol despide a México; Adiós, que te vaya bien

Ya en la agonía del juego, Orozco marcó un autogol que desdibujó la sonrisa de todos los elementos tijuanenses.

Xolos unió dos juegos sin ganar, está en la Fiesta Grande, aunque las alarmas se encendieron. Veracruz, por su parte, se va de vacaciones. El “Maestro” Reinoso tiene mucho trabajo en el próximo ciclo escolar.

EL PARTIDO

A pesar de ya no tener opciones de estar en la Liguilla, los Tiburones afilaron sus mandíbulas en busca de nadar y desde ahora comenzar su lucha por sobrevivir. Los escualos están de nuevo en peligro de extinción. El equipo jarocho no se intimidó por recibir al líder. Xoloitzuintles buscó ladrar, pero muy rápido Veracruz los amansó.

Agustín Vuletich aprovechó una gran jugada de Furch para vacunar a los perros aztecas. Luego del gol, el juego se equilibró. Veracruz dejó de atacar con fuerza, Villalva sufrió en su afán de fabricar opciones para Julio y Vuletich.

Tijuana se mostró pasivo, Dayro Moreno fue el más insistente y a la vez desesperado. El colombiano buscó clavar los colmillos para escaparse en la carrera por el título de goleo. El partido fue férreo, las falta aparecieron por todo el campo.

También puedes leer: La liga reaccionó ante la salida de México de Libertadores

Dayro volvió a probar de lejos. El atacante tijuanense, sin dejar caer el balón, lo impactó con fuerza. El esférico se acercó peligrosamente a la portería de Gallese, mas al final no llegó a su destino.

Moreno no dejó de disparar a la portería, su ansiedad por anotar fue evidente. Dayro lo intentó por tercera vez y ya no falló. El colombiano sumó su ladrido número 11, lo que lo convirtió momentáneamente en campeón de goleo.

La mordida afectó al local. Veracruz se desordenó. Las faltas volvieron a aparecer. Cervantes y Furch se pintaron de amarillo. El “Piojo” Herrera, a pesar de emparejar el encuentro, decidió mover sus piezas. Malcorra entró a la batalla por Gutiérrez salió.

Los Tiburones dejaron de pisar el área tijuanense. El “Keko” y Luna pasaron desapercibidos. En ese momento, el árbitro mandó a todos a los vestidores.

Al volver al campo, el “Maestro” Reinoso cambió sus piezas, Carlos no quiso más bondades en la zaga e ingresó a Rodrigo Noya, además de fortalecer su ataque con Juan Pérez. Veracruz se notó mejor, Paganoni entró al área y fue derribado por Pizarro. Los escualos pidieron penalti, sólo que el árbitro no marcó nada.

También puedes leer: Cinco equipos de la Liga MX buscan su Buen Fin

Tijuana reaccionó mediante un tiro libre de Malcorra. Su disparo iba a la red, pero Gallese voló para alejar todo. Los perros aztecas volvieron a afilar sus colmillos. Dayro estuvo cerca de morder otra vez. El acoso tijuanense siguió y Malcorra, en el área, perdonó a Gallese.

Veracruz no se quedó atrás. Leobardo López, con la cabeza, estuvo cerca de devolverle la ventaja a los locales. Justo en la agonía, entre Guido y Orozco no despejaron un balón en el área y la jugada terminó en autogol. De esa forma, dramática y sorpresiva, Veracruz se despidió dignamente, mientras que Xolos continúa como líder de la competencia, aunque ahora Pachuca y Tigres lo pueden rebasar.