Los "Malosos" llegaron a México ante Dallas

Mexico, 2016-11-19 15:01:22 | Gildardo Figueroa

 

México ya había tenido a varios de sus equipos más populares, obviamente Dallas y Houston, luego Miami y Pittsburgh, otras franquicias con muchos seguidores como Denver, Nueva Inglaterra e Indianapolis, pero faltaba un protagonista muy especial, uno con muchas raíces mexicanas, me refiero a los Raiders de Oakland.

En la edición 2001 del Cowboys Bowl, quise decir American Bowl, ya parecía haberse convertido en el juego bianual de Dallas en México, lo más destacado fue la presencia de los “Malosos”.

Toda una constelación se presentó en el Estadio Azteca, encabezada por Jerry Rice, el mejor jugador de todos los tiempos (GOAT por sus siglas en inglés Greatest Of All Time), y su mancuerna como receptor Tim Brown.

El propio Al Davis, dueño de los Raiders, estuvo presente, también Jon Gruden, el famoso “Chucky”, y todavía se llevaban bien.

También puedes leer: Pittsburg llegó al estadio Azteca en el 2000

Fue la primera vez que los Vaqueros vieron que los estadios mexicanos no les pertenecían en su mayoría, como contra Houston, Kansas City y Nueva Inglaterra. Habían encontrado un rival de su talla.

Por Dallas, finalmente jugó Emmitt Smith. Obviamente sus mejores años habían quedado atrás y no había excusas o pretextos de lesiones. Su actitud fue otra, no estaban otras figuras de los Vaqueros como Troy Aikman o Michael Irvin. Sus declaraciones fueron acertadas y positivas. Fue todo un éxito de Relaciones Públicas y deportivamente hablando.

No sólo Emmitt se vio bien aquel 27 de agosto de 2001, sino todo el espectáculo en general por ser un partido de tercera semana de pretemporada, y así vimos a los titulares jugar más tiempo en el Simulacro de temporada (como lo llaman los entrenadores).

También los Vaqueros rompieron con la Maldición Azteca. A pesar de ser el equipo más seguido en nuestro país en aquellas épocas y que habían contado con el apoyo fiel de los mexicanos, finalmente lograba pisar la zona de anotación. Lo hizo tres ocasiones y por fin, el “Equipo de América” obtuvo una victoria en nuestro país, fue 21-6.

También puedes leer: El Estadio Azteca ya luce como campo de NFL

Resultó que fue el último juego de exhibición de la NFL en México. Los esfuerzos de esta liga se centraron únicamente en el Lejano Oriente, concretamente en Japón, y había planes de ir a China.

Con la presencia de los “Malosos” en el Azteca se cerraba un ciclo muy importante en la relación NFL-México. Vendría una espera a mediano plazo, pero valió la pena…