Con controversial decisión unánime, Ward destrona a Kovalev

FOTOS: RICHARD H. CHASE

LAS VEGAS, Nevada.- El norteamericano André “Son of God” Ward conquistó los títulos mundiales de peso semicompleto reconocidos por la Organización Mundial, la Federación Internacional y la Asociación Mundial al derrotar en cerrada decisión unánime tras 12 episodios al ruso Sergey “Triturador” Kovalev, ante 13,310 espectadores en la T-Mobile Arena.

El clásico duelo entre Rusia y Estados Unidos se inclinó esta vez a favor del llamado “Hijo de Dios”, cuando los jueces Burt Clements, Glen Trowbridge y John McKaie coincidieron en cifras de 114-113 para el moreno peleador de movimientos felinos.

La decisión no dejó conformes a muchos aficionados congregados en el escenario de los hechos, los cuales abuchearon el veredicto. De inmediato se habló de una revancha, la cual fue exigida por Sergey, de 34 años.

 

VINO DE ATRÁS

Ward, de 32 años, hizo una pelea apoyada en su boxeo y habilidad para venir de atrás, ya que Kovalev inició impetuoso el combate, tambaleó a su enemigo en el primer asalto con un recto de zurda, y lo derribó con potente derecha corta a la mandíbula en el segundo asalto para la cuenta de protección.

Parecía que era cuestión de tiempo para que el ruso se alzara con la victoria por nocaut, pero el talentoso peleador de San Francisco, California, apeló a su velocidad, boxeo y buena defensiva para ir recuperando terreno.

En los asaltos tercero y cuarto, Ward se las arregló para asimilar los ganchos de su oponente, y comenzó a utilizar su educado jab de zurda unido a remates de derecha para nivelar esos rounds.

Ward emergió con su boxeo en la quinta vuelta. Su izquierda llegaba a la cara del ruso, y cuando podía colocaba ganchos al cuerpo.

Kovalev vino por sus fueros en la sexta tanda, en la que logró series de izquierdas y derechas a la cara de su adversario. Pero Ward mostró en el séptimo giro que no estaba entregado, y con su izquierda llegó continuamente al rostro del campeón, el cual respondió con dos duros zurdazos a la cara.

En el octavo capítulo, ambos contendientes hicieron por su causa en un planteamiento que parecía de ajedrez. En los rounds noveno y décimo, Ward vivió excelentes momentos al atacar a dos manos, y eludir con habilidad las respuestas del rival, con los partidarios de Ward celebrando, como en aquellos encuentros de las películas de “Rocky”, de los buenos tiempos de la “Guerra Fría”.

Kovalev logró en los dos últimos asaltos los impactos más sólidos. El pleito se veía muy parejo, y la decisión dividió opiniones.

 

SE LLAMÓ DESPOJADO

Tras el encuentro, Kovalev declaró que estaba muy disgustado con la decisión. “Yo no perdí ésta noche. Solo me ganó tres rounds. Claro que quiero la revancha. Hoy perdí porque el local fue Ward”.

André, ex monarca universal supermedio absoluto, dijo: “Yo gané bien el combate. El público así lo vio. Me mandaron a ganar round tras round, así se ganan las peleas. Por ahora no podría hablar de una revancha, primero quiero relajarme y después, los planes”.

Ward tiene ahora marca de 30-0, 15 nocauts. Kovalev perdió lo invicto y quedó con 30-1, 27 triturados, y un empate.

Cabe señalar que Ward, campeón olímpico en Atenas 2004, jamás ha sido derrotado ni como amateur ni como profesional.

Carlos Cuadras, con la meta de volver a ser campeón del mundo

El boxeador mexicano recompuso el camino y espera vencer al "Matemático" Núñez en Los Mochis

Del futbol a la Lucha Libre, la vida del Audaz

A veces el destino juega su carta y en algunas ocasiones nos brinda mayores satisfacciones

Pacquiao buscaría una segunda pelea con Mayweather

Cabe señalar que Manny es agente libre y puede negociar abiertamente con Floyd

Ante Golovkin, utilizaré el coraje a mi favor: Saúl Álvarez

El boxeador mexicano alista sus armas para su duelo ante el kazajo el 15 de septiembre

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS