Antecedentes quemantes, entre Águilas y Chivas

Mexico, 2016-11-22 09:42:26 | Redacción ESTO

 

POR JOSÉ ÁNGEL PARRA

Mismo adversario, idéntica instancia, rivalidad en aumento. Así podemos leer la contienda que más atrapa a los aficionados en el arranque de la Liguilla por el título de Apertura 2016. Chivas y Águilas volverán a verse en cuartos de final, tal como sucedió seis meses atrás. En aquel entonces, azulcremas y rojiblancos clasificaron también cuarto y quinto, mas ahora han cambiado los papeles. El Rebaño obtuvo esta vez la mejor posición en el tablero y el duelo de vuelta será en la Perla Tapatía.

Las Águilas, en aquella época, Clausura 2016, bajo la conducción de Ignacio Ambriz, eliminaron al Guadalajara de Matías Almeyda. De ahí que ahora se hable de revancha para esta edición. La diferencia es que en el camino las Chivas han tenido tiempo para cobrarse la afrenta anticipadamente. En la séptima jornada del calendario regular, el conjunto tapatío superó ampliamente, 0-3, a las Águilas, en el mismísimo estadio Azteca. Doblete de Isaac Brizuela y anotación de Carlos “Gullit” Peña sirvieron de exhibición en el inmueble de Santa Úrsula, que ese 27 de agosto pasado se transformó en sucursal del Rebaño Sagrado.

También puedes leer: Darwin Quintero no se preocupa por lo que digan las Chivas

La daga anticiparía la salida de Ambriz.

Meses después, en octubre, ambos conjuntos se verían en el mismo escenario, ahora para jugar la semifinal de la Copa MX. Gran expectación ayudó a repletar las gradas del Coloso, y las Águilas prometían una exitosa actuación, cuando Michael Arroyo apuntó el 1-0. Pero después el refuerzo rojiblanco Alan Pulido conseguiría el empate en el complemento, en un gol cargado de polémica por existir fuera de lugar.

Al final, aunque el propio Pulido falló en la serie de penaltis, el portero Toño Rodríguez desviaría con el pie el cobro de Osmar Mares, para decretar el boleto rojiblanco a la gran final del certamen, que perdería frente al Querétaro.

Así, Chivas echaría a perder la primera celebración del centenario a las Águilas. La idea es volver a conseguirlo, pero ahora en la Liga. Sin embargo, para los americanistas representa una doble revancha y el derecho a llegar a semifinales y aspirar a un título que parece marcado para festejar una edición muy significativa entre los millonetas.

Mucho en juego y también la expectación en lo más alto.