Honestidad y trabajo en el judo

Mexico, 2016-11-23 10:42:51 | Guillermo Martínez

Foto: Jorge Barrera

Honestidad y trabajo, son las frases del entrenador de judo Hilario Ávila, quien obtuviera con sus pupilos dos medallas doradas en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

Sincero, recto, enfocado a sus quehaceres cotidianos, primero en el hogar y después en el deporte.

La familia es la base para conseguir el éxito, y el empeño que pone en sus pupilos lo han hecho acreedor para el Premio Nacional del Deporte y Premio Estatal del Deporte, otorgado por la UNAM, la casa que representa.

Son varias medallas que lleva en su palmarés, pero la que lo hizo llorar de emoción al escuchar el Himno Nacional Mexicano, fue la lograda en Beijing 2008, con Eduardo Ávila, su progenitor.

También puedes leer: Jémez revela que hay conversaciones con Cruz Azul

“Ahí es cuando sentí la mayor sensación de mi vida. Con sentimientos, coraje y agradeciendo a Dios que me toque vivir esos momentos. Fue algo que no hay palabras para expresar todo lo que se siente. Claro que ahora con Lenia Ruvalcaba y otra vez con mi hijo fue emocionante, pero ya estaba más tranquilo ”.

Son 36 años trabajando en la Máxima Casa de Estudios. Toda una vida de la que se dice beneficiario por todo el apoyo que ha recibido.

“Ha sido mucho tiempo de preparación. De traspasar barreras, y sobre todo, de mucha disciplina, que sin esto no se logra nada. Hay que analizar las posibilidades que existen para que los judokas consigan medallas”.

Hilario es una persona demasiado tranquila, a quien no le gusta convivir más que con quienes se dedican al judo y a los de su área de trabajo.

También puedes leer: “Chicharito” se enojó tras salir de cambio

“Soy muy tranquilo en casa, mientras que en el tatami soy el general. La experiencia me ha dado la bondad para que decida de una manera acertada lo que deben hacer los deportistas. Hago ejercicio para ponerme como ejemplo. Después llego a la UNAM y le dedico todo el tiempo a los chicos”.

Pero también busca un espacio para relajarse y conocer algún estado del país.

“Eso me distrae y disfruto la tranquilidad. Es como un relajamiento espiritual. A veces es muy frustrante lo que pasa con las autoridades. Mi opinión es que quienes dirijan al deporte que sea con honestidad, con claridad y que se enfoquen a la cultura deportiva. Es muy complejo, por lo que se necesita a alguien que realmente conozca las disciplinas”.

Por ello dice que se siente halagado por ser merecedor al Premio deportivo.

También puedes leer: La Volpe sospecha de la Federación Mexicana de Futbol

“Es un reconocimiento que se le da al mejor entrenador del país y en esta ocasión me han favorecido, cuando hay otros compañeros con más logros. Por lo que me marca para seguir ofreciendo lo mejor”.

Manifestó que el judo lo formó, por eso lo recomienda, ya que además está recomendado por la UNESCO hacia los niños.

“A mí me ha dado familia, prestigio, lesiones, y ahora lo principal, que son dos medallas en los Juegos de Río2016. Ahora hay que seguir preparando a más jóvenes para que sigan dando satisfacciones al país”.