Ochoa y Granada se quedan sin técnico para dos juegos

Mexico, 2016-11-24 11:12:57 | Notimex

El portero mexicano Guillermo Ochoa y el resto del plantel del equipo Granada se quedarán sin el aporte del entrenador Lucas Almaraz durante dos partidos en la Liga de España, esto luego de que se le impusiera un castigo por indisciplina durante el compromiso frente al Valencia.

El Comité de Competición dio a conocer que Almaraz fue sancionado por haber incumplido el artículo 120 del código disciplinario durante el duelo ante los “Ché”, en el que fue expulsado, “por protestar airada y ostensiblemente, saliendo del área técnica tras haber sido advertido en diversas ocasiones”.

También puedes leer: Ramón Morales, cesado de Coras

Dicha regla indica que, “protestar al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes”.

Pese a que se perderá los duelos ligueros frente a Celta de Vigo y Sevilla, el timonel sí podrá dirigir el choque contra el Osasuna en la Copa del Rey.

De esta manera las malas noticias continúan para el cuadro andaluz, que va en el último lugar de la tabla con cinco puntos y con graves problemas de descenso.

A esto se suma la pelea entre los jugadores David Barral e Isaac Cuenca, quienes protagonizaron un altercado el pasado lunes, el cual le costó al primero ser separado del grupo; aunque Barral afirmó a medios locales que la situación está arreglada y espera volver a integrarse con la plantilla.

También puedes leer: Pumas ya tiene sus primeros refuerzos para el CL2017

“Esto pasa en todos los equipos. No llegamos a las manos, pero casi. Esta situación es muy incómoda. Pero lo más importante es que entre Cuenca y yo no hay nada más, tenemos una buena relación. Sólo el incidente que tuvimos en la comida, pero ya está todo arreglado. Entre él y yo tenemos buen rollo”, aseguró.

Agregó que, “fue un incidente y no pasó a mayores, como parece que es. Somos compañeros, nos vamos a ver y no hay que llevarse mal. Sólo ha sido un incidente y seguro que se resuelve rápido. Son momentos incómodos para todo el mundo y lo mejor es que todo se arregle y volvamos a los entrenamientos”.