Los fantasmas del descenso atemorizan el Omnilife

Mexico, 2014-09-28 19:45:19 | Tonatiuh Guerra

ZAPOPAN.- Las calles tapatías lucieron desiertas y en el ambiente se respiraba el miedo. Y no era para menos, Chivas se jugaba más que el honor, disputaban tres puntos vitales en la lucha por el no-descenso ante un rival directo, Puebla.

Al arribar al Omnilife, aquel magno escenario parecía un pueblo fantasma, pocas almas rondaban por el inmueble, y a pesar de ser tentados por las bellas modelos para participar en algunos juegos, muchos declinaban la invitación, pues en la mirada demostraban nerviosismo, ya que el futuro de su amado equipo estaba en juego, así fue como el ambiente comenzó a ponerse más tenso conforme se acercaba el inicio del encuentro.

Los seguidores no querían entrar al inmueble, algunos preferían bailar al ritmo de la banda sinaloense y otros llenaban el estómago con las deliciosas tortas ahogadas, mientras adentro un mariachi tocaba ante las tribunas vacías.

Diez minutos antes del silbatazo inicial los aficionados decidieron entrar dispuestos a apoyar a su equipo, por eso al ver a uno de los más grandes enemigos del Rebaño iniciaron a molestarlo con abucheos y mentadas, a lo que Cuauhtémoc Blanco contestó con aplausos y reverencias.

Durante el encuentro todos los aficionados se mordían las uñas, pues no veían por dónde su equipo podría anotar, hasta que llegó el penal, todos se ilusionaron, pero Reyna regresó la decepción.

Así que con un penal fallado y dos expulsiones, todos se fueron a sus casas exigiendo un cambio radical en su equipo, pues los fantasmas porcentuales los rondan muy de cerca. (Tonatiuh G. Trujillo/Fotos: José Luis García/Enviados especiales)