Paola Velázquez busca trascender en los 400 metros

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

LA velocista Paola Vázquez desea trascender en los 400 metros.

A sus 20 años de edad, sabe que el camino estará a su favor, después de que ha logrado estar entre los tres primeros en algunas competencias.

Así que se ha entregado a su disciplina para alcanzar sus propósitos.

“Llevo siete años en el alto rendimiento y me encuentro de excelente forma. También en los 800 ser una referente. Hay compañeras muy buenas y a ellas son a las que pongo de ejemplo para ganarles”.

Actualmente es la tercera mejor marca nacional, por detrás de Zudikey Rodríguez y Paola Morán.

“También está muy fuerte Nataly Brito, y eso es bueno porque es una competencia muy bonita entre todas. En 400 tengo 54’’128 y en 800 2’08’’, donde estoy en cuarto lugar. El reto es bajarlas para asistir el año entrante a la Universiada Mundial”.

Paola está entrenando al lado de Zudikey, por lo que dijo que esta temporada ha ido mejorando bastante.

“Con ella hice buena mancuerna. Me ha ido jalando y aprovecho todo lo que pueda porque la verdad sí que es muy fuerte. El año pasado no alcancé la marca, pero ahora la buscaré en la Universiada nacional, promediando 53’’ o menos. Ese es un buen reto para mis aspiraciones y ella que ha estado en esas competencias me va dirigiendo, así como el entrenador Serafín Rodríguez, con quien hemos puesto objetivos altos”.

También puedes leer: #FutbolDeEstufa: Altas, bajas y rumores

Vázquez Guerrero ha estado en diferentes disciplinas como futbol, natación, clavados, pero ninguno le llamó la atención, más que al atletismo.

“Era una niña un poco enferma, entonces mi mamá me metió a varios deportes para agarrar defensas y no tuviera que utilizar mucho medicamento. Fue cuando empecé a correr que sentí el flechazo de esta disciplina y ahora lo vivo intensamente. De niña es como un juego, pero cuando entras al alto rendimiento es sufrir, entrenar duro, dedicarte al cien por ciento, pero realmente vale la pena porque además lo disfruto”.

Paola estudia Actoría, y en la pista su mejor parte es pasando los 200 metros, que es cuando recupera más velocidad.

“Lo que se me dificultad son el pasaje de los primeros doscientos, pero al pasarlos tomo ritmo y más fuerza. Así practicamos en la pista y la verdad que vamos mejorando bastante”.

Ella no es fiestera, por lo que estudiar y correr son su gran motivación.

“Mi papá se llama Alberto y mi mamá María Angélica, de quienes he recibido muchísimo apoyo. Por eso me siento segura y con ganas de lograr los mejores resultados en el deporte”.

El lunes se sabrá si los atletas rusos van a Tokio 2020

La Agencia Mundial Antidopaje podría aplicar las sanciones más duras de la historia

Diana Coraza se perdió Mundial por recorte a Conade

La atleta paralímpica sigue con el sueño intacto de ir a Tokio 2020

Gaxiola y Salazat, sextas en Copa Mundial de Nueva Zelanda

La dupla mexicana está en busca del boleto a los JJOO de Tokio 2020

Liliana Ibáñez regresa a las competencias

La nadadora olímpica realizó su primera evaluación rumbo a Tokio 2020

NOTICIAS
<