Odas al dueto mexicano en nado sincronizado

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.
FOTOS: MARTÍN MONTIEL

DOS medallas de oro en el Festival Deportivo Panamericano, organizado por ODEPA, que preside Don Mario Vázquez Raña, se lograron en nado sincronizado.

Nada como cerrar el mes patrio con odas al Himno Nacional Mexicano que se entonó con fervor en la fosa Joaquín Padilla, al imponerse las mexicanas a potencias como Canadá y Brasil, en solo y dueto.

Teresa Alonso y Yulieth Barreto se mostraron confiadas, alegres, versátiles en las competencias, sin temor a sus rivales que les ganan en estatura pero no en creatividad y coraje. Y más cuando Teresita prefirió competir por México, cuando se encuentra con molestias en sus rodillas y con un menisco fracturado.

Por eso al final ambas derramaron lágrimas, por esos más de dos años que llevan como dueto sufriendo los estragos de la dura disciplina para cumplir los objetivos, además de los consejos de su entrenadora Olga Asseva, quien las premió además con un ramo de flores para cada una.

Primero comenzó el solo con Teresa Alonso, quien con gran decisión hizo sus rutinas tal como las había presentado semanas antes en el Campeonato Mundial juvenil. Desde ahí llegó con ganas, con ánimos para ser protagonista en su tierra y demostrar el porqué es considerada la mejor sirena en su modalidad.

Así, logró en el solo 71.810 puntos en figuras y 81.4667 en rutina, además de ser evaluada por los tres paneles de jueces en ejecución, impresión artística y grado de dificultad. Lo que le valió dejar atrás a una de las favoritas, a la canadiense Pratt Halle, quien logró 71.887 en figuras y 81.2667 en rutina, además de la estadounidense Olivia Ekberg, con 70.410 en figuras y 80.000 en rutina, para agenciarse el bronce.

Entonces el Himno Nacional se entonó en el CDOM, lo que la animó para inspirarse. Para salir con todo en el dueto, mientras que su entrenadora le preguntaba si podría aguantar más por las lesiones.

Teresita estaba imparable, y contagió a su compañera Yulieth Barreto para no dejarse intimidar. Ambas recibieron las últimas indicaciones de la rusa Asseva, quien sabía que el triunfo podría llegar al verlas confiadas.

Fue como se apoderaron de las rutinas que diariamente ensayan más de seis horas. La alberca era una magia que envolvía sus cuerpos. La gente de pie gritaba y coreaba sus nombres. Y ellas expectantes, bajo el manto de una excelente coreografía, lograban la segunda medalla para México, y volver a entonar el Himno mexicano.

Su puntaje fue de 154.170 puntos; en figuras 72.437, y rutina 81.7333. La plata se la quedaron las canadienses Anne Cote Andree y Camille Fiola Dion, con 151.693. Mientras que las brasileñas Sabrine Manzoli y Mariana Tucker lograron el bronce, con 148.299.

Así cerró el Festival Deportivo Panamericano, con dos jovencitas que sin importarles sus lesiones hicieron todo lo posible por regalarle al país dos oros y demostrar que están cerca de ser potencias como Canadá, Brasil o Estados Unidos.

Otros países que participaron, junto con México, fueron Brasil, Argentina, Uruguay, Canadá, Estados Unidos, Chile, Colombia, Cuba, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Perú y Venezuela.

Iridia Salazar, una gloria olímpica

Deportista imparable, madre de dos pequeños y triunfadora en la vida

#México68: Laura Rivera: La niña gimnasta

fue la integrante más pequeña de la selección mexicana que participó en los Juegos Olímpicos de México 68.

#México68: María Teresa Ramírez, una presea soñada

Con tan sólo 14 años, la nadadora María Teresa Ramírez se baño de gloria al conquistar la medalla de bronce.

Esgrimista Natalia Botello gana bronce en Bulgaria

La mexicana Natalia Botello se agenció la presea de bronce en el Torneo Satélite

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS