El trofeo de la Liga MX visitó al Diario de los Deportistas

Mexico, 2016-12-22 17:21:16 | Javier Juárez

POR JAVIER JUÁREZ

FOTOS: OSWALDO FIGUEROA

UNA visita de lujo tuvo el Diario de los Deportistas horas antes del partido de ida de la gran final entre América y Tigres. La copa que buscan azulcremas y auriazules se dio una vuelta por las instalaciones del ESTO para poder ser apreciada, apapachada y sonrojada por parte del personal que labora en el lugar.

El trofeo llegó puntual a la cita. Formal, elegante.  Con mucho cuidado fue sacado de la maleta que lo transporta a todas partes y que el domingo por la noche se quedarán de manera definitiva capitalinos o regiomontanos.

La pieza tardó seis meses en elaborarse y está hecha de plata pura ley con una base de obsidiana. Su peso en total es de aproximadamente 9 kilos. El cuidado es máximo. Solo una persona la puede tocar y mover.

Francisco Torres Cano, Director General de Ventas y  Estudios Tepeyac de OEM fue el encargado de recibir al preciado trofeo. Él junto a Salvador Aguilera, Director del ESTO posaron con la valiosa pieza.

El toque sensual y bello lo puso Brenda Flores, conductora de El último Pitazo. Solo la hermosura de ella le quitó un poco de protagonismo a la copa.

Brenda, rojiblanca de corazón, aprovechó para “echarle la sal” al América: “Desgraciadamente (el trofeo) no es para mis Chivas, pero si no es para las Chivas, que tampoco sea para el América, entonces va a ser para los Tigres”, dijo la curvilínea conductora.

Enseguida el personal que labora en esta empresa perdió la pena y se acercó a la copa para retratarse con ella. Nadie la tocó, por cábala y cuidados.

Fotos y selfies aparecieron durante varios minutos, la copa se dejó querer. Todos quisieron un recuerdo.

El trofeo lució brillante, radiante. Nunca mostró cansancio. Junto a él lo acompañaron las medallas que se les otorgaran a los ganadores y caídos.

La copa posó desde todos los ángulos, incluso bajó para colocarse en la entrada principal de las instalaciones junto al escudo de la OEM.

Ese fue el final de la visita. Solo el Diario de los Deportistas tuvo el privilegio de tener la pieza horas antes del juego de ida. El trofeo regresó a su maleta y de inmediato fue llevado a su hotel para retocarlo. Por la noche visitará  el Estadio Azteca. El domingo en el “Volcán”, América o Tigres lo guardarán por siempre.