Diego Silvetti, sabor dulce en Nochebuena

Mexico, 2016-12-23 22:00:50 | Miguel Angel García

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

UN sabor dulce y amplio expectativa para 2017 es lo que se lleva el matador Diego Silveti de este año que está por culminar. En la recta final de 2016 el torero de dinastía dio un drástico cambio en su administración y toreo, categórico, ya que los resultados se observaron el pasado 10 al cortar una oreja de absoluto peso en la Plaza México, unificando criterios y convenciendo por completo al conclave. Esto, aunado a los triunfos con que Silveti remató 2016, como la salida a hombros en la feria de León, San Luis Potosí y Ciudad Juárez.

Diego deja una óptica realmente clara este fin de año y bien marcada de hacia donde quiere llegar. Cinco años de alternativa gozando de una tauromaquia joven que triunfó en México y España se han agrandado en una etapa seria, donde la madurez y las transmisión de lo que está haciendo en el ruedo se sienten mejor y más que nunca.

“Por supuesto, los cierres de año son importantes, ya que es bueno quedarse con el buen sabor de lo último que acontece y gracias a Dios en mi caso han sido todas positivas. El cierre es magnífico con triunfos en las plazas más importantes de la República, incluida la Plaza México. Y en lo personal disfrutando mucho el toreo, sitiándome a gusto en la cara del toro y dando una imagen que ahora mismo estoy viviendo, de madurez y realizada por circunstancias distintas”, manifestó Diego en entrevista con ESTO.

-¿Cuál es la reflexión de este año?

“Antes que nada es el hecho de seguir evolucionando, en un proceso de mejora y profundizar en el toreo, en la pureza. He disfrutado mucho más de mi profesión y vivir esta etapa distinta; en cinco años de alternativa he pasado cosas muy bonitas, pero sobre todo en este momento estoy sopesando de mejor manera, saboreo mejor las cosas”.

-¿Cuál es tu opinión en relación a lo que vivió este año la Tauromaquia?

“Considero que seguimos en momentos complicados políticamente hablando en cuanto a lo mediático. Sin embargo, dentro del gremio estamos viviendo un momento dulce, porque hay empresarios que están intentando hacer bien las cosas y que están apostando por el toreo. Hay toreros jóvenes muy interesantes que estamos triunfando dentro y fuera de México; las figuras internacionales quieren torear con nosotros, la competencia es muy alta, así como el nivel de exigencia. Desgraciadamente en lo externo los ataques no cesan, pero nos a unido mayormente”.

Esta primera etapa de la Temporada Grande en la Plaza México, Diego señaló que, “el gran numero de triunfadores fue de mexicanos, es una cosa muy buena y el año que entra se reflejará en el toreo. México tendrá la bandera en todo lo alto”.

Finalmente, Silveti expresó lo mejor para esta Nochebuena y Navidad a todos los aficionados, exhortando a sentirse orgullosos de la Fiesta Brava.

“Principalmente de agradecimiento. Les quiero decir que no se cansen de ir a las plazas, son el principal motor; los profesionales estaremos haciendo lo imposible para que se sientan motivados. Deseo de todo corazón que pasen unas felices fiestas, que disfruten en el toreo y que enorgullezcan del toreo. Es hora de levantar la voz y decir: Soy aficionado a los toros”, concluyó.

Y eso de cerrar año es un decir, ya que Diego actuará mañana en Tlaxcala, en la tradicional Corrida Navideña, fecha emblemática en este estado tan taurino; parte plaza con Jerónimo y Gerardo Rivera.