Dueño de Patriotas, preocupado por la paliza ante Kansas City

FOXBOROUGH, Massachusetts, EE.UU. (AP) — Desde una butaca en lo alto del graderío, Robert Kraft atestiguó el derrumbe de sus Patriots.

El ataque encabezado por Tom Brady pasó penurias para mover el balón. La defensiva, otrora férrea, no pudo impedir que los Chiefs de Kansas City lograran grandes avances. Y Bill Belichick perdió por al menos 27 puntos de diferencia apenas por tercera ocasión en sus 336 partidos como entrenador en la NFL.

“Es horrible”, dijo Kraft el martes, un día después de que el equipo del que es propietario fue apabullado 41-14 en Kansas City.

La imagen de Jamaal Charles eludiendo rivales a voluntad y anotando tres veces siguió flotando en el aire, pese a que Kraft expresó su confianza en que Nueva Inglaterra se recuperará de esta paliza.

“Supuestamente él tenía un problema de tobillo”, dijo Kraft respecto de Charles. “Yo estaba sentado a mucha altura y tenía una vista panorámica. Él es muy rápido. Simplemente tuvimos un mal día que hay que dejar atrás. Ojalá que este domingo nos recuperemos”.

No será fácil ante el único equipo que sigue invicto en la Conferencia Americana, los Bengals de Cincinnati (3-0), en otro partido nocturno.

“Ellos son muy buenos”, elogió Kraft. “Pero de algún modo pienso que jugar aquí en Foxborough será especial y que este equipo tiene mucha resistencia y espíritu de lucha. Simultáneamente, siento un vacío al pensar por lo que han pasado muchos de nuestros seguidores”.

En sus otras 20 temporadas como dueño, Kraft difícilmente ha visto tanta ineptitud de su equipo. En 15 de esos años, incluidos los últimos 11, los Patriots han sumado al menos 10 victorias. Han conseguido seis títulos de la Americana y tres Super Bowls.

“La noche anterior deparó uno de los peores partidos desde que soy dueño del equipo”, dijo Kraft, parado bajo la lluvia, tras cortar el listón inaugural del patio de una escuela primaria, construido con ayuda de un donativo de la fundación caritativa de los Patriots, por 60.000 dólares”.

“Esto fue muy desgastante, pero lo peor fue volar de regreso a casa, llegar de madrugada y luego cumplir una cita con el dentista a las ocho en punto”, añadió con una sonrisa.

Kraft buscó el lado positivo a lo ocurrido.

“Me siento muy mal después de lo que pasó”, reconoció. “Pero es un hecho que estamos en el primer lugar, por extraño que eso parezca”.

Con una foja de 2-2, los Pats están empatados con los Bills de Búfalo y con los Dolphins de Miami en la punta de la División Este. Nueva Inglaterra se ha coronado monarca divisional en 10 de las últimas 11 campañas.

“No somos robots”, dijo Kraft. “Sólo fue una mala noche”.

Ben Roethlisberger, a la lista del protocolo de conmociones

Los Acereros de Pittsburgh informaron que el jugador sufrió un golpe en la práctica de hoy

Flacco y Baltimore a recuperar la cima de su división

Los Ravens llegan a una nueva temporada de la NFL con ilusiones renovadas

¡Son de acero! Pittsburgh sueña en grande

Los playoffs no son suficientes para este año. El título es el único objetivo que puede sobrevivir en Heinz Field.

El panorama luce complicado para Tampa Bay

Los Bucaneros de Tampa Bay finalizaron la temporada pasada con una marca de 5-11, y para ésta el pronóstico tampoco es bueno.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS