Vaquerita quiere el campeonato nacional

Mexico, 2017-01-05 12:37:06 | Redacción ESTO

Foto: Oswaldo Figueroa

 

Terminó el 2016 con una derrota al perder su máscara contra Zeuxis al vivirse un infierno en el ring en la Arena México.

El viernes, la bella tapatía Vaquerita; se enfrentará de nueva cuenta a su rival Zeuxis, la escultural luchadora compartirá escenario con Marcela y Estrellita para enfrentar a la caribeña Dalys, Amapola y Zeuxis a quien pretende acorralar para ir detrás de su título; en una función en donde llegarán los Reyes Magos a la México, Catedral.

La bella deportista habló de su derrota, la cual, no asimila y declaró ante Rosalinda Coronado, subdirectora de nuestro diario ESTO: “Con máscara o sin ella, siempre he sido femenina, y entrona, la gente me ha ido dando la pauta para comenzar con un cambio de imagen, la cual daré a conocer muy pronto. Es duro perder. Aun no he visto mi lucha, pero sigo sintiendo feo. Recuerdo que cuando terminé la batalla, regresé a mi casa estuve en la banqueta con mucha tristeza y comencé a llorar”.

Y con todo lo sucedido, la también entrenadora personalizada quiere una vida nueva y cambiar completamente todo. Y aunque este viernes saldrá con el equipo original, el cual la ha caracterizado, próximamente veremos cambios que seguramente verán con muy buenos ojos los aficionados.

También puedes leer: Novak Djokovic se instala en semifinales del Abierto de Qatar

La gladiadora es una mujer que muestra su madurez al asumir sus errores y decisiones, pero con la mente muy clara para seguir adelante y levantarse de la derrota, porque la gente es quien los mantiene o los olvida, pero con una misión desde aquel 25 de diciembre, ir tras Zeuxis; pero esta vez, para ir detrás de su campeonato. El perder su máscara, dijo, fue como perder un brazo o un miembro, pero en la vida se tiene que aprender de los errores para levantarse y volar más alto.

Vaquerita es una mujer que denota su preparación, una excelente dicción y seguridad al hablar, lo cual adquirió desde su casa y aunque su madre ya no vive, fue ella quien la llevó a una función de lucha, sin imaginarse que la escultural tapatía se dedicaría completamente al deporte de los costalazos. Ingresó al CODE de Guadalajara y bajo la instrucción de Cuauhtémoc el “Diablo” Velazco, aprendió las bases de la lucha olímpica obteniendo medallas de bronce.

Trabajó en todas las empresas, estuvo tres años en el terreno independiente en donde se dio cuenta que muchos promotores abandonaron a otras gladiadoras, dejándolas sin paga o sin pasajes, por lo que reconoció el trabajo de las empresas y en particular el CMLL en dar las garantías laborales y los apoyos médicos que como independientes no tienen.

Agradeció el apoyo que ha obtenido de la arena, pues gracias a ella ha podido realizar muchos viajes dentro y fuera del país; específicamente habló de Japón, nación que admira por sus avances y por la disciplina de la gente. “Quiero terminar mi carrera en la empresa, estoy muy agradecida por el apoyo y el haber estelarizado la función del 25 es una experiencia inolvidable, a pesar de mi derrota”.
Subrayó que las mujeres están pasando por un buen momento y aunque no falta quien les grite que se vayan a la cocina, realmente ha demostrado tener un excelente conocimiento de la lucha, sin temerle a ninguna rival, ganándose el reconocimiento de los conocedores.

Los tacos al carbón son de los favoritos de La Vaquerita y confesó ser de buen diente y tener debilidad por los postres, y gracias a que es dedicada al gimnasio y al combinarlo con su trabajo como instructora personalizada, puede quemar las calorías que consume.
Seguramente despuntará su carrera, pues es una mujer con una belleza interna y externa; además como gladiadora es aguerrida y los 15 años de trayectoria la han colocado entre las luchadoras con más recursos. Mientras tanto, este viernes Zeuxis deberá estar alerta, pues no sólo su campeonato podría estar en riesgo. Así que si usted tiene la oportunidad de asistir a la Arena México y si hay niños en su hogar, sea de los primeros en llegar para ir por los regalos que dejaron los Reyes Magos en la Catedral de la Lucha Libre.