Chivas comenzó el Clausura 2017 con el pie derecho

POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA

Lo que sucedió en el estadio Chivas el sábado solamente fue una confirmación de que en Guadalajara ya se cambió de mentalidad.

No hace mucho, cualquiera le iba a pintar la cara al Rebaño en su hogar. Tal vez la llegada de directivos como José Luis Higuera o el mayor compromiso para amarrar fichajes de Jorge Vergara, hagan la diferencia en momentos cumbres.

Como simple ejemplo está el duelo ante los Pumas. Para los rojiblancos fueron factores los refuerzos del último año. Rodolfo Cota atajó varia durante el partido. Rodolfo Pizarro fue responsable en las dos anotaciones y Alan Pulido simplemente hizo lo que le caracteriza, marcar en el momento justo.

Los tres fueron relevantes ante Universidad, por el peso específico que Matías Almeyda les ha dado. Cota, desde la portería, avala las palabras de Jair Pereira y Jesús Sánchez.

En medio campo, Pizarro solamente es la confirmación de la promesa que era en Pachuca. Arropado por el “Gallo” Vázquez y Orbelín Pineda, Rodolfo fue bastión en el debut tapatío.

Y de “Puligol”, el olfato goleador que lo caracteriza lo tiene como la promesa de gol en la Perla.

Chivas no avasalló a su rival, eso es cierto, e incluso tuvo lapsos en los que otorgaron el balón, aunque la poca eficacia de los felinos, además de los tres postes, jugaron a su favor.

El análisis de Matías Almeyda fue claro: “Pumas es un gran equipo”, alabó a su rival.

“Me gustó el equipo, porque hizo lo planteado ante un rival complicado”, continuó.

“No creo que nos echaran para atrás, simplemente son cuestiones de futbol, ellos iban en desventaja y tenían que atacar”, leyó conforme pasaron los minutos.

El argentino aceptó el planteamiento de Juan Francisco Palencia, lo canalizó y supo responder con la velocidad de sus atacantes. No fue sorpresa que Eduardo López y Ángel Zaldívar fueran artífices de las anotaciones en jugadas por la banda, donde Darío Verón y Gerardo Alcoba quedaron superados por varios metros.

El “Pelado” demostró que lo sucedido en Ciudad Universitaria el torneo pasado fueron ansias. Ahora fue él el que esperó a su rival, el que dio el ritmo de juego sin la pelota y pudo definir todo en el segundo lapso, pese a la mala decisión de Pulido al intentar elevarle el esférico a un “Pikolín” Palacios que solamente suspiró al ver que solamente pasó cerca.

Las palabras del “Pastor” continuaron en referencia a eso. “Hicimos un buen encuentro, hay mucho que rescatar, pero también qué mejorar”.

Chivas ganó porque fue certero, la explicación es tan simple como ver el marcador. Su próximo reto será igual o hasta más complicado, Rayados de Monterrey y su monumental campo probarán de qué está hecho el equipo más popular del país.

Dieter Villalpando en la órbita de Chivas

El volante de Necaxa podría ser nuevo jugador del Rebaño en 2019

¡Lamentable! Jair Pereira fue víctima de un asalto

El defensa de las Chivas, Jair Pereira, fue víctima de un asalto la tarde de este jueves.

Carlos Cisneros listo para volver a jugar

Tras superar otra fractura en la pierna izquierda, el "Charal" reaparecerá en los amistosos

Omar Bravo anunció su retiro de las canchas

El evento del adiós fue en la cancha del Jalisco

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS