No soy dueño ni del jugador, ni del equipo: Taylor

Mexico, 2017-01-24 00:57:00 | Redacción ESTO

Foto: ESPN

El mundo del futbol en los últimos años se ha caracterizado por el cambio constante de jugadores en diversos equipos. En muchas ocasiones los promotores han sido más famosos que los mismo protagonistas dentro del campo del juego, pues su poder en alguna institución o atleta los ha llevado a la fama.

El ajedrez que se mueve dentro del balompié azteca se maneja desde los personajes de pantalón largo y por lo regular los futbolistas extranjeros últimamente tienen más cabida en la Liga MX que los de casa.

En ESPN estuvo presente Greg Taylor, promotor estadounidense pero que toda su vida vivió en México y, del cual se presume maneja una gran cantidad de clubes y de jugadores en nuestro país.

“No soy dueño ni del jugador, ni de un equipo, ni de nada. Yo colaboro nada más y no me interesa vetar a nadie. Estoy dedicado a mi familia y a la responsabilidad que tengo encomendada en la empresa. yo no vendo jugadores, nosotros en muchos de los casos, ni siquiera gestionamos las transferencias. Muchas veces se habla que el promotor hizo o deshizo y esto no es así”, mencionó en entrevista para ESPN el promotor.

Al ser cuestionado sobre la ausencia de su imagen en el medio futbolístico, aseguró que “no es que sea invisible, llevo muchos años en el medio, pero nunca nos hemos dedicado a hablar de nosotros, porque los protagonistas son los clubes, los jugadores”.

Taylor también habló sobre un posible acercamiento con el otro agente Carlos Hurtado, a lo que mencionó que ni su teléfono tiene y que la licencia emitida por la Federación Mexicana de Futbol (FMF) la tiene Manuel Velarde, uno de sus socios principales.

Por último, comentó que no puede dar los números que maneja su empresa y que se dedican a facilitar la vida del futbolista, reconociendo que en muchas ocasiones ha llevado a jugadores mexicanos al viejo continente, añadiendo que actualmente en el futbol es muy difícil hacer malos manejos, ya que la FIFA está al pendiente de todos los registros.