Atlas no tuvo piedad ante Morelia

Mexico, 2017-01-28 21:25:55 | Tonatiuh Guerra

Foto: AP Twitter Atlas

¿Hermanos? Para nada…

 Un pasaje de la Biblia se hizo presente en el estadio Jalisco cuando el hermano malo “mató” al hermano “bueno”.

Sí, Atlas le propinó una durísimo derrota a Monarcas de 3-1 con la que los michoacanos se perfilan como el principal candidato a descender en este Clausura 2017; ya que hasta el momento suman una victoria dos empates y una derrota, lo que les da cinco puntos que lo mantienen como sotaneros de la porcentual con 99 puntos tres unidades por debajo de Veracruz.

Las anotaciones con las que los rojinegros vencieron a un endeble cuadro purépecha fueron obra de Fidel Martínez, Jair Barraza y Brayan Garníca; mientras el tanto de la honra por parte de la visita fue por conducto del “Pipila” Vilchis.

Con este descalabro Marini ya no tiene margen de error. Por su parte el cuadro del “Profe” Cruz llegó a cinco puntos.

¡ALEGRÍA!

Los cimientos del Jalisco se cimbraron cual sismo de 8.5 grados en la escala de Richter.

Si, la sacudida enchinó la piel de los miles de feligreses, quienes gritaron despavoridos… ¡Gooooool! Ritmo al que bailó Fidel Martínez, quien fue el autor del tanto rojinegro. “Alegría” aprovechó un magnífico pase del “Chavo” Aluztiza para doblegar a Felipe Rodríguez, quien mientras sacaba la pelota de su marco regañó enérgicamente a sus defensores al dar espacios y facilidades al rival, pues el tanto tapatio los hundía en el fondo de la tabla porcentual.

Tras la anotación, Monarcas intentó sacudirse el dominio de los Zorros, pero ni el “Chato” Rodríguez ni Rodrigo Millar lograron adueñarse del medio campo a, ya que el “Káiser” Márquez y Javier Salas tenían controlada la pelota.

La posesión del esférico llevó a los rojinegros a crear más jugadas de peligro sobre la meta purépechas, pero Felipao como de costumbre logró salvaguardar su meta erigiéndose como el héroe michoacano, pues en un tiro de esquina, un mal corte de Erpen dejó la pelota muerta en el manchón penal, un “penal” en movimiento, pero el cancerbero visitante se rifó el físico y con el pecho contuvo el balonazo de Alustiza.

Conforme transcurrían los minutos, los morelianos fueron emparejando el duelo, pero no lograron tener profundidad, situación que despreocupó a los pupilos del Profe Cruz.

El reloj estaba a punto de consumirse y fue cuando la fortuna le sonrió a los purépechas. 

El “Pipila” Vilchis silenció la madriguera de los Zorros. En un disparo que fue desviado, la “Pulga” Ruidíaz prolongó el esférico a segundo poste, para que Rodolfo llegara a doblegar con un riflazo a Ustari, anotación que le dio vida y esperanza a los “Ates”, quienes tras festejar se enfilaron al vestidor con la la ilusión dibujada en el rostro.

HERMANO INCÓMODO

Para el complemento, Monarcas intentó arrebatarle la pelota a los jaliscienses, pero sus esfuerzos fueron en vano, ya que los locales cerraron bien todas sus filas y formaron un muro completamente impenetrable. 

Tres minutos después de que el colegiado arrancó la segunda parte, Atlas le asestó un duro golpe a su “hermanito“. En un gran pared entre Alustiza y Garnica, Brayan mandó un centro pasado a segundo poste,  donde Jair Barraza conectó con la testa para poner el segundo y arrebatar el grito… ¡arriba el Atlas cab…!

Ya con el segundo en la frente, los michoacanos comenzaron a desesperarse y se volcaron al frente como “caballos desbocados”, sin una idea clara, motivo que generó el enfado de la “Güera” Morales, quien entró en una fuerte discusión con su técnico.

Al ver la desesperación del cuadro visitante, el “Profe” Cruz envió la indicación de jugar al contra golpe, sistema táctico que le rindió frutos. 

Cinco minutos después de la segunda anotación, un error en la marcación en la defensiva moreliana le permitió marcar el tercero a Brayan Garníca.

Los dos goles de ventaja hicieron que Monarcas se desfondara y dejará larfos espacios en el fondo, los cuales Alustiza y Garníca aprovecharon para generar peligro sobre la meta de Rodríguez, pero ante las facilidades los rojinegros no pudieron concretar el sin número de jugadas frente al arco.

Una pequeña luz parecía iluminar a los purépechas, pero el silbatazo de Santander lo apagó, pues luego de recoger la pelota dentro del arco de Ustari, el nazareno inválido la anotación michoacana por un claro fuera de lugar. 

Los últimos minutos fueronde un vaivén de emociones, pues con la necesidad de anotar y buscar el empate, Monarcas no bajo lo brazos y continuó con sus ataques,  mientras los Zorros mantuvieron el contragolpe y Alustiza tuvo la última del encuentro pero no supo concretar. El ida y vuelta fue cortado súbitamente por el colegiado quien decretó el final del encuentro y así una derrota dolorosa para los morelianos, quienes no pueden salir del fondo porcentual.