Sevilla asalta el Gran Canaria tras derrotar a Las Palmas

Mexico, 2017-02-12 14:08:04 | EFE

Foto: Twitter La Liga

El Sevilla tiró de oficio para asaltar el Estadio de Gran Canaria, donde nadie había ganado esta temporada en la Liga española, y venció a la UD Las Palmas con un gol en tres toques: saque de Sergio Rico, prolongación de Iborra y definición de Correa.

La actuación del portero sevillista fue decisiva, no solo con sus grandes intervenciones durante el partido, sino también en el inicio de la jugada que decidió el encuentro a diez minutos del final.

Las Palmas y Sevilla atesoran su mayor fortaleza en el ataque, pero no supieron sacar producto de las debilidades de las defensas en el fútbol que elaboraron.

Y es que en la zaga local, además del lesionado Míchel Macedo, también faltó su mejor hombre, Pedro Bigas, por unas molestias musculares que le dejaron fuera de la convocatoria a última hora, mientras que en el Sevilla, condicionado por las bajas, Sampaoli jugó con una defensa de cuatro y con Sarabia como lateral izquierdo.

Los primeros minutos ya mostraron desajustes en ambos lados y Sergio Rico hizo una meritoria parada tras un disparo de Jesé, titular hoy -como se esperaba- en el conjunto canario. Poco después el guardameta tuvo que volver a atajar un tiro lejano del futbolista cedido por el París Saint-Germain.

El Sevilla jugó escorado a la banda izquierda, donde el grancanario Vitolo asumió todo el protagonismo de los ataques, pero sin acompañamiento para finalizar sus acciones.

En el conjunto de Sampaoli, el centro del campo estuvo impreciso, con N’Zonzi muy lento y Kranevitter condicionado por una tempranera tarjeta. Franco Vázquez estuvo ‘mudo’ por la derecha, porque su equipo apenas utilizó esa banda, salvo alguna incorporación de Mariano que tampoco encontró socios para rematarlas.

También puedes leer: Gareth Bale regresa a los entrenamientos del Madrid

Las aceleraciones de Roque Mesa, su asociación con Jonathan Viera y las incursiones de Alen Halilovic desde la derecha, a pierna cambiada, crearon muchos problemas al conjunto hispalense.

La polémica llegó en dos posibles penaltis en el área andaluza. Primero con una salida de Sergio Rico en la que se llevó por delante a Prince Boateng (minuto 19), y ya terminando la primera parte, en unas posibles manos de Mercado tras un centro Jesé, jugada que continuó con un contraataque que casi finaliza en gol Ben Yedder.

Al principio de la segunda parte, Sergio Rico volvió a intervenir de forma providencial, primero en un remate de David Simón, llegando por sorpresa, y después en un cabezazo en plancha de Prince Boateng.

El partido estaba en que cualquiera de los dos equipos aprovechara un desajuste, Vitolo tuvo una gran ocasión, Halilovic pecó de individualista en la suya y disparó fuera, y Ben Yedder lo hizo a las manos de Javi Varas en un mano a mano.

Sampaoli, que sabe mucho de esto, metió a Iborra y Correa en el césped, y el gol no llegó precisamente en un desajuste: saque largo de Rico, peinada de Iborra y el argentino Correa que resuelve por bajo ante Varas. Tres toques y tres puntos. Sota, caballo y rey, sin ganar la estadística de la posesión. Eso no da puntos.