Hildergart, nigromántica

Mexico, 2014-10-04 11:36:04 | Itzel Ubiarco

HOY he perdido la razón ante el embrujo de los ojos hechiceros provenientes de las profundidades de los bosques del norte.
Congelado por su mirada, me hizo recordar a mujeres que solían practicar las artes pretéritas, a través de danzas, sortilegios y amorosos besos.
Provocó en mí, con el aleteo de sus prendas, sueños que transforman a los hombres en seres fantásticos, producto de una lectura de fórmulas impronunciables hoy en día con el sabor de las hojas envenenadas de pasión.
En ocasiones, me parece que olvidamos la existencia de fuerzas ocultas en el vaivén de torbellinos formados por el aquelarre proveniente de mundos ancestrales.
El destino estuvo escrito al encontrar “la primera estrella en el firmamento vespertino del día viernes”: universo cíclico, camino formado por imágenes, una detrás de otra.
De todo esto, sólo queda un vago recuerdo de las notas metálicas de escudos y espadas en el firmamento, dentro de las pupilas de Hildegart, mujer de magia negra.