Paco Jémez y su Máquina, al límite

 

Abierto, sin escudos ni pretextos, Francisco Jémez descubre en exclusiva a ESTO que en el Cruz Azul no hay tiempo para especular, por lo que en todos los partidos arriesga decididamente en busca de puntos, convencido de que en La Noria se le acaba el tiempo y por eso hay que jugar al límite.

“El otro día generamos jugadas muy claras para ponernos adelante contra el América, pero no lo hicimos”, explica el director técnico de La Máquina al Diario de los Deportistas. “Estamos en una situación que tenemos que arriesgar. A nosotros se nos acaba el tiempo y tenemos que ganar”, descubre sincero.

“A mí de por sí siempre me ha gustado el futbol arriesgado, pero estamos tomando más riesgos que si estuviéramos en otra situación”, reconoce. “Sabía que jugar así contra América conllevaba riesgos e íbamos a tener nuestras situaciones. Ellos tuvieron más pegada que nosotros y se llevaron el partido”, resume.

“Estamos en una situación en la que no podemos especular con nada, ni con un empate. Hemos llegado a una situación tan crítica y tan límite que hay que ganar”, comparte Jémez, en amena charla.

Foto: Oswaldo Figueroa

Foto: Oswaldo Figueroa

Para cumplir con uno de sus principales desafío, que es clasificar a La Máquina después de cinco temporadas sin Liguillas, el plantel tendría que ganar siete de los nueve encuentros que le restan al calendario de Clausura 2017, aunque, a decir de Jémez, con seis sería suficiente.

“Hay tiempo más que de sobra”, aboga. “No tendríamos que ganar siete, con menos también, pero si son siete, mucho mejor”, calcula el ibérico. “Pero en este momento tampoco pensamos en eso, sino en sacar al equipo de donde está. Hay que ir pasito a pasito”, opina.

“Estamos en una situación muy comprometida, muy complicada. Lo primero es sacarlo de ahí y después pensar en otro sitio. Todo pasa por el partido contra Jaguares, del sábado, que tenemos que sacar sí o sí. Esta situación no la ha traído nadie, la hemos provocado nosotros y ahora necesitamos una reacción. Estamos fallando en la finalización y esperemos el sábado nos llegue la tranquilidad y veamos el gol con mayor facilidad”, resalta optimista.

“Al final hay equipos como Tigres que están en una situación ilógica a lo que es el equipo, mas a nosotros sólo nos vale ganar”, descubre decidido a correr los riesgos. “Da igual la plaza en la que venga. Tenemos que encarar todos los partidos a ganar. Me da igual enfrentarme a Toluca que a León, hay que sacar los puntos. No son nueve finales, son nueve partidos y hay que ganar todos, los suficientes al menos para salir de donde estamos y acercarnos para clasificar entre los ocho primeros”, concreta puntual.

También puedes leer: Reinoso considera injusto el veto al “Pirata” Fuente

CRUZ AZUL, HOY POR HOY

Aunque  la proximidad del partido contra Jaguares genera preocupación en La Noria, por la categoría de “mata gigantes” que presumen los chiapanecos –luego de vencer, en lo que va del semestre, a Toluca, Tigres, América y Chivas–, Paco Jémez asegura que esa situación no le preocupa, porque, después de todo, los cementeros han dejado de ser “gigantes”.

“Ojalá sea así, porque nosotros somos los chicos”, aboga Jémez, entre bromista y serio. “Estamos en una situación de equipo pequeño”, argumenta, por lo que “estando penúltimo, no tengo miedo de ese bicho”, resalta sonriente.

Lo que sí le apura es saber que Cruz Azul se vería alcanzado en la tabla porcentual por los chiapanecos, si éstos los derrotan el próximo sábado en el estadio Azul.

“La situación hay que asumirla con responsabilidad. Si estamos en esta situación, esto viene también del pasado”, aboga. “Ahora parece que somos los únicos culpables, pero no podemos estar responsabilizando a los que no están, eso sería una auténtica tontería. Tenemos que asumir la situación y con eso vamos a trabajar”, recalca.

“Necesitamos tranquilidad, pero no podemos pedir nada a nadie, porque somos los responsables y estamos en una situación en la que la presión no es mala, si la sabemos dirigir. La gente, cuando habla de presión, parece que habla de algo malo. Somos profesionales, llevamos bastantes años y hay que saber dirigir esta presión para que no se convierta en estrés”, convierte.

 

ESPÍRITU SANTO

Ahora mismo sabe lo que tiene que hacer, cómo ordenar al grupo y levantarlo. “El trabajo es seguir haciéndoles ver cómo jugamos, que ellos sepan que esto lo dominamos y que no dependemos de nada”, dice en torno a sus jugadores. “Que (ellos) entiendan que llevamos una racha que no es propia del grupo y el talento que hay. Esta situación acabará cuando seamos capaces. No va a venir el Espíritu Santo a echarnos la mano”, afirma consciente.

nota-futm-cruzazul-jemez

EN LA NORIA

Aunque Paco Jémez no cree en la mala suerte ni mucho menos en las maldiciones, reconoce que esta Máquina carga con una racha difícil de cualquier explicación.

“Una racha como esta, no he visto jamás”, asegura sorprendido. “Fallar tantas y no de un jugador, sino varios, sobre todo los que tienen la responsabilidad de hacer gol”, compara. “Eso no lo he visto en ningún sitio. Pero yo creo que tiene arreglo. Aunque tenemos que comenzar a funcionar bien”, admite.

“Cuando eres entrenador y tienes cierta experiencia, una cosa es la ilusión y otra saber que puede pasar cualquier cosa”, explica. “Cuando vengo a México, pienso hacer lo que nadie ha hecho en 20 años o cambiar muchas cosas, pero siempre tienes que entender que te puede ir mal, aunque no lo pienses. Ahorita ser penúltimo, si me lo dicen en España, jamás”, revela.

Ahora lo que sigue es continuar confiando “en lo que haces”, dice. “Que los jugadores vean que estás entero y sepan que apostamos por hacer bien las cosas. Lo principal es sacar al equipo de la situación de donde está. Vamos a ver si tenemos espacio y puntos”.

También puedes leer: Los estadios vetados en la Liga MX

MEDIDAS CONTUNDENTES

Convencido  de que en el futbol hay que tomar decisiones “contundentes” para evitar que la violencia avance, Francisco Jémez descubre a ESTO su deseo porque actos como el experimentado el pasado viernes 17 de febrero, en el estadio Luis “Pirata” Fuente, durante el duelo Veracruz-Tigres, no se vuelvan a repetir.

“Son situaciones que ojalá no se dieran en el futbol, me refiero a la violencia”, indica el entrenador español. “Cuando pierdes el respeto por alguien similar que tú, pierdes toda razón e incluso esa humanidad que nos diferencia de los animales. Es una pena ver a una grada o una hinchada contra otra. Cada vez se toman mejores medidas y hay mayor responsabilidad, lo quiero pensar”, añade.

“Hay un tratamiento distinto a esos grupos extremistas. Al final las sanciones tienen que ser contundentes, si queremos que esto no vuelva a pasar. Pero no van justo contra quien crea el problema, sino contra el club. Es un poco el sin sentido”, reprocha Jémez. “Eso pasa. Es como si un ladrón va a robar y al que meten a la cárcel es a su padre”, compara.

“Yo de sanciones no voy a hablar, porque ellos tienen más datos, pero se castiga mucho a los clubes, que aunque son responsables, ¿qué pueden hacer para que no se maten las hinchadas?”, cuestiona preocupado. “Aquí, en Madrid y en Londres, donde sea. Se sanciona al club, pero hasta cierta parte injusto, por algo que ni has querido ni has potenciado ni has hecho nada porque pase”, defiende.

La sanción, en este caso, es lo de menos. “Con educación y el paso del tiempo, con gente animando, cada uno con su camiseta, de distintos equipos, y que no haya problema. Hay gente que malentiende la competición. Cuando entramos en esos temas puede pasar cualquier cosa”, resalta.

“Esas imágenes –dice–, no se merece ningún club”.

nota-futm-cruzazul-jemez

EL FORMATO MANDA

Impactado por la Liga MX, Paco Jémez destaca lo emotiva que es, pero al mismo tiempo argumenta que si el formato fuera como el de España y el campeón saliera del primer lugar, entonces también habría sólo tres o cuatro aspirantes al título, como sucede en su país.

“Aquí, en México, hay más igualdad, también por el formato. Si fuese como en España, posiblemente también habría tres o cuatro equipos que lucharían por el campeonato”, expone el estratega cementero. “Hacer el formato diferente, muchas veces te da igual entrar de primero que sexto u octavo. La prueba es que Tijuana entró de primero y en las primeras de cambio se fue, pero si la Liga fuese como en España, los equipos se pondrían de otra manera y lucharían por ser primeros”, arguye.

“El formato da muchas posibilidades a varios equipos y eso la hace más competitiva e incluso más atractiva, porque nunca sabes qué equipo va a llegar a la final, aunque los finalistas anteriores son de los clubes más potentes de nuestra Liga”, valora el español.

“Se me hace una Liga competitiva, de mucha alternancia, que no te permite ningún tropiezo. El inicio que hemos tenido te hace complicado meterte entre los ocho primeros. Es una modalidad distinta, pero entiendo que el futbol mexicano es de calidad y talento. El futbol mexicano es un gran desconocido y cuando se dé a conocer habrá muchos países que se interesen, porque merece mucho la pena”, dice.

“No me imaginaba la Liga tan igualada, muchas veces los partidos se vuelven de ida y vuelta con mucha intensidad. Los entrenadores no queremos que los partidos se rompan y sean mucho de ida y vuelta y eso aquí en México pasa, pero me ha sorprendido para bien”, aplaude, convencido de que en el certamen local no hay tanta diferencia en comparación con las grandes ligas europeas.

A GUSTO, PESE A TODO

A pesar de ocupar el penúltimo lugar de la tabla, debido a la ausencia de goles y triunfos, Francisco Jémez está satisfecho con lo que hace su Máquina. “Me gustaría a estas alturas estar en otra situación de la que estamos”, admite en entrevista. “Pero más allá de los resultados, que es posiblemente la parte más importante, estoy contento con lo que el equipo hace, con lo que está jugando y creando”, abunda.

“En líneas generales, creo que hacemos más cosas bien que mal”, pondera, sincero. “Tenemos el gran problema de que no somos capaces de ganar los partidos”, lamenta enseguida, consciente de que esa situación tiene que cambiar ya, porque no existe margen de error para Cruz Azul”.

Al tanto de las cifras y datos que han generado sus dirigidos, luego de ocho jornadas del Clausura 2017, el director técnico ibérico asegura que “nuestros números de cara al gol son buenos”, porque “somos el equipo que más crea, que más llega y más posesión tiene, pero nos cuesta mucho trabajo hacer un gol”.

Enseguida, explica: “El otro día vi una estadística. De cada 20 tiros a puerta metemos una y con esos números no podemos lograr algo importante. Espero que eso cambie”, al tiempo que promete darle tranquilidad y credibilidad a la gente de ataque. “Salvo por los resultados, que es lo más importante, porque a estas alturas estar donde estamos nos genera una situación comprometida, estoy trabajando bien y a gusto”, precisa enseguida.

Y descubre: “Estoy muy contento con el equipo. Ojalá que termine esta racha de no acabar las jugadas, porque eso nos va a empezar a dar victorias y puntos”, redondea.

 

Querétaro derrotó a Cruz Azul en duelo amistoso

Pedro Caixinha probó de inicio a siete de los diez nuevos refuerzos

Ricardo Peláez carga contra Javier Alarcón en redes

“No necesitas burlarte de ”tu equipo” para apoyar a #MiseleccionMX”, escribió el directivo de La Máquina

Hemos formado una plantilla para pelear por el título: Peláez

El conjunto celeste visitó las instalaciones de la Cementera.

Cruz Azul visita la Cooperativa en Ciudad Hidalgo

Los cementeros aprovecharon para tomarse una fotografía no oficial.

Newslwtter
NOTICIAS