Sebastien Ogier, feliz por volver a México

Mexico, 2017-03-04 20:05:46 | Redacción ESTO

POR JESSE VILLALPANDO ZAMORA

ESTO DEL BAJÍO

LEÓN.- Previo a sus viajes a México, los pilotos del WRC hablaron de lo que será la tercera cita del calendario en los caminos “guanajuas”.

El actual monarca mundial, Sebastien Ogier, aseguró que el Rally México es especial al recordar que en esta misma prueba hizo su debut en el serial, esto en 2008, al volante de un Citroën C2 S1600 de la categoría JWRC.

“Siempre es bueno volver aquí, donde debuté en WRC, recibimos una bienvenida calurosa de los fans y por primera vez en varios años no vamos a abrir pista, pero va a ser un gran reto ya que seremos el segundo coche, así que tendremos que hacer algo de limpieza de todos modos”, manifestó el francés.

Por su parte, el estonio Ott Tanak, del equipo M-Sport, tiene aún fresco en la memoria aquel recuerdo cuando junto a su navegante Raigo Molder cayó a un lago, además de señalar que el factor clima y altura, jugarán un papel importante.

“Nos vamos para allá (México) algo antes para acostumbrarnos al clima, pero en los tramos hay que estar listos desde el primer momento y la gran altitud significa que tenemos menos potencia, tienes que tener eso constantemente en la cabeza y asegurarte de que mantienes la velocidad todo el tiempo”.

Uno de los estelares de Hyundai Motorsport, el español Dani Sordo, incluso lanzó una propuesta al WRC de climatizar los autos en aquellos eventos donde se alcanzan temperaturas asfixiantes dentro del auto.

“El calor afecta más que la altura, ya se lo he dicho a la FIA que los coches deberían llevar aire acondicionado, debería ser obligatorio, que no se ponga a sesenta grados esto, podría ser que el aire funcione en las zonas de enlace y que se quite en tramos, así llegarías más fresco”, apuntó Sordo.

Por último, el campeón del Rally México en 2016, Jari-Matti Latvala, sostuvo que “tengo muy buenos recuerdos de México después de ganar el año pasado, aquí siempre hay gran ambiente y quiero ganar de nuevo, ahí me apodaron La Bala”.