Querrey saboreó la gloria tras acabar con Nadal

Mexico, 2017-03-04 23:31:24 | Jorge Briones

Sam Querrey / Foto: Twitter Abierto Telcel

  La noche triste de Acapulco. Ocho mil fanáticos silenciaron ante la derecha indomable de Sam Querrey, nuevo campeón del Abierto Mexicano de Tenis 2017.

Querrey terminó su semana de ensueño al batir en la final con parciales de 6-3 y 7-6 al español Rafael Nadal, con lo que se adjudicó el “Guaje” de forma contundente. En su camino al título se deshizo de cuatro cabezas de serie, incluidos tres ‘top-ten’.

Ni David Goffin (10), tampoco los hizo el último monarca Dominic Thiem (8), y mucho menos el verdugo de Novak Djokovic, Nick Kyrgios. En el Complejo Deportivo Mextenis hubo un tenista que, fuera de los reflectores, brilló por su juego en un torneo lleno de figuras del circuito ATP.

Con nada que perder y todo que ganar, Querrey empleó una hora y 34 minutos para someter al gran ídolo local. Nadal, que buscaba su tercera corona en Acapulco, no tuvo reacción ante el despertar de su experimentado rival que a sus 29 años toma su segundo aire.

La contienda comenzó con una ráfaga de ‘aces’ del estadounidense. Potente con su servicio y sobrio al contragolpe, Querrey entró en ritmo desde el calentamiento. Pese a tener todo en contra, incluido el público, mantuvo su inercia positiva ante el todo poderoso tenista español. Ya había eliminado a tres cabezas de serie en las rondas previas (Goffin, Thiem y Kyrgios), y ante Rafa iba a reforzar su candidatura al título.

También puedes leer: Tsurenko, nueva reina de Acapulco

Fueron siete saques directos durante el episodio inicial que dejaron parado al español. Aunque tampoco cedía con su servicio, fue hasta el séptimo ‘game’ que llegó su error y la oportunidad para que el norteamericano tomara ventaja con un 6-3 parcial.

Para el segundo set, Nadal le devolvió la cortesía desde la línea. Un 40-0 propiciado por tres ‘aces’, puso en la contienda, al menos psicológicamente, al ganador de 14 trofeos de Grand Slams.

Y si bien el mallorquín volvió a imponerse cuando lanzaba primero, Querrey tampoco bajó el ritmo esperando el segundo error de su oponente que lo haga soñar con el cetro acapulqueño.

Con el periodo empatado a tres puntos,  el público elevó a su consentido a otro nivel. Ante la adversidad, como ha sido la tendencia en su carrera, Rafa juega su mejor tenis. Y así lo hizo hasta el ‘tiebreak’, en el volado del tenis, el saque decidió al nuevo campeón.

Con el 4-4 parcial, Sam se apuntó un revés espectacular. La cancha principal pasó de ser un hervidero de emociones a un cementerio que veía caer a su consentido.

También puedes leer: EL AMT ya piensa en su aniversario 25

No volvió a destacar un punto más el español, mientras que con triple ‘match point’, Querrery lo liquidó con el primero.

El estadounidense saltó, gritó y se sorprendió ante el escenario acapulqueño. Los presentes no dieron cuenta de su triunfo, lejos estuvieron de vitorear al campeón, y sí lo hicieron con el segundo lugar.

A Sam de poco le importó, él vivió, quizás, el triunfo más importante de su carrera y lo hizo en el mejor torneo de tenis en ‘Latinoamérica’.