Castillo, en la élite de Pumas

Mexico, 2017-03-07 09:46:59 | Redacción ESTO

 

POR MIGUEL GARCÍA

El conjunto de los Pumas no sólo rompió una racha negativa, al lograr la victoria sobre Santos en la cancha del Olímpico Universitario, sino también lo hizo en la tabla de goleo. Los dos tantos del chileno Nicolás Castillo le dieron el liderato de romperredes del futbol mexicano, hecho que no conseguía los del Pedregal desde el Clausura 2014.

Muchos han sido los delanteros que han llegado al conjunto universitario, pero muy pocos han logrado consagrarse como verdaderas fieras del área rival. Por ello daremos un repaso de aquellos jugadores que marcaron la historia goleadora del cuadro capitalino.

 

ARTILLERÍA ALBICELESTE

El primer delantero universitario en obtener el campeonato de goleo en el futbol mexicano fue el argentino Alberto Etcheverry, en la temporada 1963-64. Procedente de León, el albiceleste llegó con un gran cartel al Pedregal, hecho que hizo valer en su primera temporada al marcar 20 goles. Dicha credencial lo llevó al Atlante, donde su pólvora no fue tan efectiva y terminó por emigrar al Monterrey. Ahí terminaría su época como jugador.

También puedes leer: México conocerá este martes a sus rivales de Copa Oro

CABINHO, MÁXIMO ROMPERREDES

Como bien lo mencionamos anteriormente, pocos delanteros han marcado la historia de los auriazul y en este caso el brasileño Evanivaldo Castro, mejor conocido como “Cabinho”, llegó a romper la Liga con su calidad y olfato goleador.

Arribó a México en 1974 para jugar con los Pumas. En su primera temporada logró marcar 16 dianas para adjudicarse el título de goleador, hecho que no conseguían los universitarios desde hace diez años. Silva se caracterizó por ser un futbolista que no se complicaba a la hora de definir frente al arco y prueba fueron los títulos de goleo que obtuvo en los periodos 1975-1976 con 29 goles, en la 1976-1977 con 34, también la temporada 1977-1978, con 33, y en la1978-1979, con 26.

El carioca resultó ser toda una revelación en el balompié mexicano, al jugar con el Atlante y marcar 108 goles junto con tres títulos más en su historia. Pasó a formar parte del León donde consiguió su último título de goleo con 23 tantos.

 

CONSAGRACIÓN DE HUGOL

Uno de los símbolos de los Pumas es Hugo Sánchez, delantero con gran capacidad aérea y que en la temporada 1978-79 compartió el liderato de goleo con “Cabinho”. Ambos quebraron las redes rivales en 26 ocasiones.

Poco a poco Hugo comenzaba a tomar el estandarte de figura en los fanáticos universitarios y por ende los reflectores voltearon a verlo. Esto tras conquistar la Copa de la Concacaf en 1980 y la Copa Interamericana, un año más tarde. En 1981 marcaría la historia de “Hugol” al emigrar a Europa con un total de 104 tantos en cuatro temporadas y dos títulos de Liga.

La sequía de un goleador volvió a llegar al Pedregal en los torneos siguientes, ya que los delanteros no lograban dar el ancho y fracasaban en su intento.

 

PODER DE CANTERA

No fue hasta la temporada 1987-88 que de nueva cuenta un mexicano se postraría en la cima de la tabla de goleadores. Luis Flores, uno de los grandes artilleros que han tenido en sus filas. La carrera de Flores comenzó en 1980 con los auriazules, emigrando al viejo continente con el Sporting de Gijón en 1986, donde en su primera temporada marcó 12 tantos en 31 cotejos.

Regresó a México para volver a jugar con los del Pedregal y consiguió el título de goleo con 24 tantos en la temporada 1987-88. Hecho que lo llevó a la Selección Mexicana para disputar la Copa América en 1993, donde el cuadro Tricolor fue subcampeón del certamen y disputó las eliminatorias mundialistas de Estados Unidos 1994.

 

EL NIÑO ARTILLERO

Luis García Postigo es considerado por muchos como el delantero más eficaz que han tenido. Su debut fue en 1986 y poco a poco mostró su calidad y eficacia dentro del área, al marcar en momentos importantes. Pero no fue hasta la temporada 1990-91 donde el olfato goleador despertó por completo, al marcar en aquella ocasión 26 dianas para obtener el liderato de goleo y un título de Liga. Esto hizo que fuera considerado para llegar a la Selección Mexicana.

García volvió a romper las redes del futbol mexicano al año siguiente con 24 tantos, afianzándose en la delantera Tricolor en los duelos eliminatorios para el Mundial de Francia 1994, al aportar dos tantos.

Este cartel hizo que el Atlético de Madrid se lo llevara a España. Jugó 58 partidos y marcó 28 goles en su aparición en Europa, como colchonero.

 

GOLALDE, ÚLTIMO MEXICANO

Pocos años pasaron para que los Pumas presumieran un goleador en la Liga mexicana y fue otro nacional que logró colocarse en la cima del goleo individual. Jesús Olalde, en su primera campaña, lució muy poco, pero fue hasta el Torneo Invierno 99 donde demostró toda su calidad como delantero. Llegó a marcar 15 tantos en esa misma cantidad de partidos y con ello logró conquistar el sexto título de goleo para los auriazules.

 

“BARULLO” ARGENTINO

Otro de los delanteros que no solamente se ganó un campeonato de goleo, sino también el cariño de los fanáticos, fue el argentino Bruno Marioni, quien llegó al Pedregal en el Apertura 2004. Antes de tocar suelo nacional se encontraba en Europa con el Tenerife, en la temporada 2003-2004, donde marcó 18 tantos en 45 juegos. Actuaciones que lo trajeron a México para enrolarse con Pumas.

En su primera fase como universitario, “Barullo” marcó en 18 ocasiones durante 22 juegos, que no solo le valió el título de goleo, sino también ayudar a Pumas en consagrarse como campeones del Apertura 2004. Marioni emigró a su país natal para jugar con Independiente, etapa en la que no pudo brillar y regresó a México con Pumas y volvió a despertar su olfato goleador. En el Clausura 2006 marcaría 16 goles, en 35 encuentros disputados.

 

NUEVO COMANDANTE

Tres años transcurrieron desde que un jugador de Pumas se colocara en la cima del goleo individual, hecho que terminó el pasado domingo con los dos tantos de Nicolás Castillo en la victoria sobre Santos. Castillo ha demostrado ser un delantero eficaz y muy letal. Sus anotaciones han contribuido mucho al plantel dirigido por Francisco Palencia. El chileno ha aparecido en los momentos requerido y prueba de ello son sus 6 dianas que ha conseguido en apenas nueve duelos que van del actual Clausura 2017. Aunque existe sólo un tanto de diferencia entre Castillo y Dorlan Pabón, del Monterrey, la disputa por el máximo galardón individual estará de alarido entre ambos artilleros por lo que resta del torneo mexicano.