Un Ángel le dio el pase al Cruz Azul en la Copa MX

Mexico, 2017-03-08 22:12:33 | Redacción ESTO

Foto: Copa MX

LEÓN.- Cruz Azul por fin pudo derrotar al León en una llave de eliminación directa. Lo hizo en los octavos de final de la Copa MX. Ángel Mena marcó el único tanto del cotejo. Jesús Corona fue figura al evitar dos goles cantados de la fiera.

La Máquina de Paco Jémez luce aceitada, pero aún sin detonar todo el poder ofensivo que tiene. León por su parte confirmó su crisis de resultados, con garra y entrega no le alcanzó, le falta fútbol.

GOLAZO DE MENA

El partido en sus dos primeros minutos ya tenía dos tiros a puerta, uno muy desviado de Elías Hernández y el otro a las manos de Yarbrough del “Chaco” Giménez.

León y Cruz Azul salieron a atacarse. La Máquina trató mejor la pelota con Ángel Mena y Joao Rojas como los hombres profundos. La fiera tuvo que preocuparse más por defender que por atacar. Y es que la inclusión en el once del chileno Juan Cornejo no funcionó y Torrente lo exhibió al sacarlo por Luis Montes.

Pero el “Chapo” ingresó cuando Ángel Mena ya había puesto el primero en la pizarra en una gran jugada individual donde se quitó a tres, para luego definir abajo y al poste de Toño Rodríguez. Todo después de un error en la salida de Leonel López.

La fiera se desesperó al no tener la de gajos y así lo confirmó con la expulsión de Nacho González.

Los verdes sólo pusieron a trabajar a Corona con centros pasados bien descolgados por la meta celeste y con un tiro de Novaretti desde la media luna que llegó sin fuerza a los guantes de Chuy.

NO ALCANZÓ

Como contra América, León con uno menos arrancó mejor el complemento, tuvo más tiempo la pelota en los primeros diez minutos y generó una que pudo ser la del empate. Un centro hasta el otro lado que Navarro remató como debía, pero sin contar con el lance de Chuy Corona para evitar el gol.

León hizo que no se notara la superioridad numérica de los celestes. El cuadro esmeralda se vio bien pero la suerte no lo acompañó. Mauro Boselli perdonó uno de esos cabezazos que tanto le gustan, medidos, con altura y a la frente.

Más tarde la polémica, Cano cayó dentro del área tras un recorte y el silbante dijo; nada. Cruz Azul no pudo más poner en aprietos a Toño Rodríguez y se dedicó a defenderse.

Minutos finales y el “Chapo” intentó con una picadita a la que llegó con perfecto lance Chuy Corona. Ya no hubo más. León estaba fundido y Cruz Azul colgado del arco.