¡Desprotegidos! Los silbantes tienen silbato, pero no voto

Mexico, 2017-03-09 20:31:42 | Redacción ESTO

Penosa es la situación que viven los árbitros en México. Aún cuando ellos dictaminen en sus reportes de los partidos, que son “agredidos e insultados”, al día siguiente la cédula señala que sólo fueron “conductas violentas”, en las que incurrieron los jugadores en tela de juicio.

Pese a que las tomas y videos en los juegos de Copa MX, Toluca-Morelia y Tijuana-Morelia dictan que Enrique Triverio y Pablo Aguilar agredieron física y verbalmente a los silbantes Miguel Ángel Flores y Fernando Hernández, respectivamente, y el martes por noche los informes arbitrales señalaban que los de negro había sufrido “agresión e insultos al cuerpo arbitral”, de un día a otro aparecen calificados como “conductas violentas”.

Además, al ver que esto se ventiló por medio de las redes sociales, la Disciplinaria envió un comunicado que dice:

“La Comisión Disciplinaria informa que abrió de oficio dos procedimientos de investigación entre jugadores y cuerpos arbitrales. El primero, en relación al encuentro Toluca vs. Morelia. El segundo, en torno al partido Tijuana vs. América.

Ambos juegos correspondientes a los Octavos de Final de la Copa Corona MX Clausura 2017. El proceso de investigación comprende el derecho de audiencia tanto de jugadores, como del cuerpo arbitral de cada partido. Después de escuchar a todas las partes involucradas, esta Comisión determinará lo conducente de acuerdo a lo que establecen nuestros reglamentos”.

ENRIQUE TRIVERIO

Minuto 83 del juego entre Toluca y Morelia. El cuadro rojo empata 2-2 con los michoacanos, y al cobrarse una falta se amontonan los jugadores escarlatas en torno a Miguel Ángel Flores y Enrique Triverio es quien manotea en el pecho al silbante, quien de inmediato reacciona y lo expulsa. Tal agresión ameritaría un año de suspensión, pero en caso de que no se juzgue bien, estaría fuera tres jornadas.

PABLO AGUILAR

Minuto 95 del partido Tijuana vs. América. El silbante Fernando Hernández pita el final del encuentro y Pablo Aguilar llega y le da un cabezazo al nazareno; otros de sus compañeros lo detienen, pero es evidente que los insultos continúan y lo tienen que retirar, mientras el silbante, con las manos atrás espera que todo termine.

Después de estos dos sucesos, los nazarenos se han manifestado a favor de sus compañeros y quieren que se haga justicia para los del gremio. Igual que la anterior, tal agresión ameritaría un año de suspensión, pero en caso de que no se juzgue bien, estaría fuera tres jornadas.

Ahora todo está en manos de la Comisión Disciplinaria, pues…

SE SUMAN

Ahora, la Disciplinaria es la comisión que más chamba tiene en las cercanías de Toluca, pues aparte de estos dos casos, tiene que resolver también de inmediato lo de los jugadores Rubens Sambueza, de Toluca, y Andrés “Rifle” Andrade, del León, quienes fueron inhabilitados mientras se termina la investigación sobre las lesiones a Isaac “Conejito” Brizuela (Chivas) y Renato Ibarra (América), y por la cual los clubes perjudicados piden que ambos agresores sean suspendidos hasta que se recuperen los elementos recién operados. Se habla que la inhabilitación de Andrés Andrade no procedería.

EL ANTECEDENTE

En la fecha 7, en el Puerto de Veracruz, se enfrentaron los Jarochos contra Tigres. Al final del duelo, hubo una gresca en las tribunas, en las que el cuerpo técnico y jugadores felinos quisieron calmar las cosas desde la cancha, aunque el técnico Ricardo Ferretti y se pasó de la raya al insultar a la policía.

Tras “otra” investigación larga, sólo se vetó un partido al estadio Luis “Pirata” Fuente y la directiva local, encabezada por Fidel Kuri, pagó una multa económica; el “Tuca” fue suspendido dos juegos y una multa, y el Club Tigres sólo una sanción económica.

Todo esto resultó increíble, cuando se esperaba una pena mayor, al menos en la parte que corresponde al inmueble veracruzano.