América

América llegó a la CDMX en medio del caos

Mexico, 2017-03-09 22:57:43 | Javier Juárez

POR JAVIER JUÁREZ

FOTOS: ALEJANDRO VILLA

El revés en la frontera dejó molestos a todos los integrantes de las Águilas. El cuadro azulcrema volvió a la CDMX pero lo hizo de una manera distinta a otras ocasiones. Los emplumados no salieron por la puerta de llegadas nacionales. Ellos lo hicieron por sitios alternos. Agustín Marchesín, Paolo Goltz, Silvio Romero y William da Silva aparecieron sorpresivamente por la zona de taxis. Pocos se percataron de su presencia.

El resto del grupo tardó en salir. Ricardo Peláez no fue visto en el lugar. El presidente deportivo de las Águilas optó esta vez por el silencio.

En ese momento apareció Juan Manuel Márquez, el boxeador hizo más amena la espera. Firmas y selfies repartió entre los americanistas que esperaban a su equipo.

Luego de varios minutos los elementos comenzaron a salir. El caos llegó de inmediato. Pablo Aguilar apareció en las bandas y todos los camarógrafos y reporteros se acercaron para rodearlo.

El zaguero fue el jugador más buscado luego del intento de agresión al árbitro Fernando Hernández tras concluir el juego frente a Xoloitzcuintles. Su castigo está en espera.

Aguilar tomó su maleta, levantó ligeramente la vista  y de inmediato caminó sin detenerse a la salida más cercana. En su trayecto Pablo esquivó a reporteros y fotógrafos. Los empujones fueron tantos que un camarógrafo cayó al suelo.

Nada hizo hablar a Pablo. El paraguayo permaneció en silencio hasta abordar el automóvil que lo llevó a su hogar.

De vuelta a la sala de espera Ricardo La Volpe apareció, el “Bigotón” sólo se detuvo para repartir autógrafos. No más.

La estampida siguió con Michael Arroyo, Bruno Valdez y Miguel Samudio, el zaguero izquierdo fue el único que se detuvo para platicar con los medios de comunicación.

El resto de los elementos azulcremas salieron mientras Miguel acaparó la atención de todos.

De esta forma caótica las Águilas volvieron a la capital tras despedirse del torneo copero. La Liga es lo único que les queda.