CruzAzul

Jémez defendió a los silbantes de las agresiones

Mexico, 2017-03-11 14:11:12 | Redacción ESTO

Los ecos de la huelga de los árbitros trascienden en los 18 clubes de la Liga MX. Paco Jémez timonel del Cruz Azul dio a conocer su punto de vista en una conferencia de prensa, asegurando que él no permitiría que uno de sus futbolistas le diera un cabezazo a algún nazareno y si lo llegara a hacer tendría un castigo ejemplar, pues en su equipo no se falta al respeto.

“Si un jugador mío le da un cabezazo a un árbitro no tiene que venir ningún comité a decirme los partidos que lo tienen que echar. Ese jugador no se pone más la camiseta de Cruz Azul”, dijo.

Por otra parte, aseguró que si él en algún momento pierde la cabeza y hace algo inapropiado “Cruz Azul me tiene que echar a la calle porque estoy manchando el escudo, la reputación de un club con muchísimos años y de una afición”.

El español no quiso abundar en que si es bueno o malo el desempeño de los de negro en el balompié azteca, pero sí reiteró que no hay excusas o pretextos para agredir a alguien y mucho menos si es la autoridad.

“Una cosa es lo que los árbitros hagan en el campo en cuanto a su trabajo, todas las decisiones que tomen las tienen que tomar con respeto, pero no podemos justificar que se pueda agredir a alguien porque se ha equivocado y cometa un error”, acotó.