Diego del Real va por su primer Mundial

Mexico, 2017-03-11 21:46:50 | Héctor Reyes

POR HÉCTOR REYES

FOTOS: OSWALDO FIGUEROA

El lanzador de martillo Diego del Real atacó la marca mínima para asistir al Campeonato Mundial de Londres del 5 al 13 de agosto, durante la celebración del Encuentro Atlético “Jorge Molina Celis”: se quedó cerca, pero no fue suficiente, en la tercera competencia de la temporada para el deportista regiomontano que registró una marca de 71.71 metros.

Diego se encuentra al término de la segunda semana del primer mesociclo de fuerza máxima (entrenamiento que tiene como finalidad lograr objetivos parciales), y aunque no coincidió con la competencia; sin embargo, dijo que tuvo lanzamientos espectaculares tanto así que le dio al colchón de garrocha.

Al analizar su actuación, hizo énfasis que los metros ahí están y sólo falta arreglar el timón para cumplir con los objetivos conforme a lo planificado por su entrenador: “Buscamos la marca para el Mundial, no vamos a tener problemas, son 76 metros; los lanzamientos fueron arriba de 70 metros, es cuestión de arreglar el timón, afortunadamente la próxima semana tenemos otro oportunidad, en la Gala Atlética de Michoacán.

En el mundo se empieza a competir a finales de abril, pero le gustaría estar tranquilo desde ahora con la marca mínima en su poder e incursionar en el “IAAF Hammer Throw Challenge” el equivalente a la Liga Diamante para los martillistas.

La primera competencia se realizará el 21 de mayo en el “Golden Grand Prix 2017” en Kawasaki, Japón; el 3 de junio, en el “Grande Premio Brasil de Atletismo”; el 14 de junio en el “63 Janusz Kusocinski Memorial”; el 28 del mismo mes el “56 Ostrava Golden Spike”; el tres y cuatro de julio, el “István Gyulai Memorial” y finalmente el 14 de julio el “Meeting Madrid 2017”.

“No me falta nada, básicamente es seguir el proceso de las etapas del entrenamiento y todo excelente, la verdad. No hay nada que ajustar, solamente es el timón, los metros ahí están, mi entrenador está contento”. En síntesis el elemento está volando y solamente falta ubicación.

Diego, cuarto lugar durante los Juegos Olímpicos de Río, ahora va por su primer Campeonato Mundial en la categoría abierta. El año pasado obtuvo UNA invaluable experiencia -dio la sorpresa-, pero no se trata de aflojar, sino como una meta a mediano plazo convertirse en un lanzador de 80 metros: “a mí me gusta la excelencia, no me gusta ni lo malo, ni lo regular”.