Los seleccionados reparten alegrías

Lejos del campo y la exigencia física, Jesús Corona, Hirving Lozano y Paúl Aguilar se dieron un tiempo para asistir a una tienda de deportes ubicada en el sur de la Ciudad de México y repartir alegrías entre cientos de seguidores nacionales. Los colores de sus respectivos equipos esta vez no importaron.

Aguilar firmó playeras de Cruz Azul y planteles internacionales, aunque la más rayada fue la de las Águilas. Decenas de camisetas azulcremas tomó el lateral derecho de las Águilas. Hubo un niño que hasta imitó uno de sus excéntricos festejos. Paúl soltó la carcajada.

Corona también tuvo que estirar la mano para relajar los músculos luego de tantos autógrafos. El portero celeste estuvo al centro de los seleccionados.

Jesús sonrío, se paró y estuvo atento con toda la gente que acudió al evento. Corona es uno de los jugadores más queridos en el país.

El más joven de ellos, pero no menos talentoso, fue Hirving Lozano, el “Chucky” se unió al festín de firmas. Los seguidores más jóvenes fueron los que se acercaron a él. La velocidad y estilo de juego de Lozano los tiene cautivados.

Hirving hasta se dio tiempo de comprar la playera del Bosussia Dortmund. Hace poco Ousmane Dembéle, jugador del cuatro aurinegro, reveló su admiración por Lozano a través de las redes sociales. El balón los puede juntar más adelante.

Luego de una hora y una fila interminable de seguidores, el acto terminó. Los tres jugadores aztecas repartieron alegrías.

México se podría quedar sin Mundial

A la FIFA se le acabó la paciencia por el grito considerado homofóbico

Concluye el tercer microciclo del Tricolor

Luego de tres días arduo de trabajo y sana convivencia, el Tricolor rompió su concentración

Hubo errores muy groseros de mi parte: Néstor Araujo

El central mexicano, serio, le puso el pecho a las balas y aceptó sus errores

Ledezma podría dejar la selección de EU por México

La respuesta del jugador fue positiva, dejando abierta la puerta a un llamado al Tri.

NOTICIAS
<