"Mi cuerpo ya no da más, estoy cansado": Donovan

Mexico, 2014-10-06 21:05:59 | Fernando Schwartz

POR FERNANDO SCHWARTZ

LANDON Donovan, en las puertas del retiro profesional y su adiós de la Selección de Estados Unidos, habló largo y tendido en español en el programa Expediente UDN, en la Unión Americana.
Landon es sincero: “Desde que anuncié mi retiro la vida me ha cambiado mucho. Mucha gente me muestra más respeto. Ahora todos hablan de lo que quieren hablar”.

La presión: “Relajado, tranquilo. Quiero ganar. Siempre es mi mentalidad. No es ganar la Copa, si no ganamos está bien, pero tengo las ganas de ser campeón de nuevo. Juego relajado. Mi vida personal está tranquila y así juego mejor en la cancha”.

Con 144 goles y 136 asistencias en la MLS, es líder de todos los tiempos. Landon disfruta su última temporada en el adiós: “Mi cuerpo está cansado. Me duele. En la cancha tengo adrenalina, motivación. En la semana es difícil. Me cuesta trabajo caminar a las escaleras. Mentalmente es suficiente. Quiero estar con mi familia. Jugué desde los cinco años al futbol cada día. En la calle, juego desde los 5 hasta ahora. Mi cuerpo dice ya”.

El no jugar en Brasil 2014 y la decisión del adiós: “No afectó mi decisión. Sí me hizo sentirme mal. No pensé bien de este deporte al que he trabajado para tener un final con mi Selección. Fue difícil no jugar el Mundial. Pensé que era mi parte final en Selección. Era un sueño estar en Brasil. Cuando anunciaron el Mundial en Brasil fue una meta. Por eso fue difícil”.

El día que Klinsmann le dijo no: “Triste. Estaba en la cancha en Stanford. Estábamos practicando. Jürgen anunció que quería ver los tres juegos antes de Brasil y decidir. Sabíamos que debíamos jugar bien. Al siguiente día tiraba al arco, y cuando caminé de la cancha, Jürgen estaba sentado ahí. Me llamó. Me senté con él. Me dijo que no iba a Brasil. Le dije que respetaba su decisión. Le dije que en mi opinión, no era correcto, que debía ir, me lo merecía. Me comentó que estuviera listo por si había algún lesionado”.

Decisión personal la de Klinsmann, Landon respondió: “No lo sé. Hay que preguntarle a Jürgen. Cuando su hijo comentó en un Tweet después, no me hizo sentir bien”.

En el adiós, Landon, qué recuerda con más cariño: “Dos momentos: 2002, cuando caminaba en el túnel para calentar antes del juego contra Portugal, mi primer juego en el Mundial. Era el joven con Da Marcus, nos miramos y no lo podíamos creer. El segundo, muy claro fue contra Argelia, esperaba lo mejor para el equipo”.

El peor: “Fueron dos también. Este de quedar fuera de la Selección para el Mundial. Después del Mundial de Alemania 2006. No jugué bien. El equipo tampoco. Fue la primera vez en mi carrera que la gente no me apoyaba. Tenía 24 años. No jugué bien. La razón de no calificar fui yo. Primera vez que estuve así en mi carrera”.

Tremenda charla con Jaime Motta para UDN, en la que también recordó cada equipo por el que pasó.
Bayern Leverkusen: “Después del Sub-17, en 1999, tenía la mentalidad de ser estrella. Fue difícil, pero tengo buenas memorias, aquí empecé a ser profesional. No fue perfecto. Ahí empecé. Con el 23 se dice que eres el peor de la lista”.

San José: “Era arrogante. Es claro. Le guardo recuerdos en mi corazón. Fue mi primera oportunidad de jugar. En Leverkusen no jugué. Yallop me da la oportunidad de jugar. De joven quieres jugar. Dos títulos”.

Galaxy: “Tiene mi corazón. Siempre quise jugar en Los Ángeles frente a mi familia y mis amigos. Desde 2005 hasta ahora, casi siempre con ella. Tres campeonatos. Ser el goleador de la liga, momento importante. Eso habla de que soy productivo en los juegos”.

Bayern Múnich: “Fue increíble. Jugar aquí no es fácil para americanos. Antes era 23 y aquí 13 mejor. Fue divertido. Sólo juegue 7”.

Everton: “El primer día que llegué. Caminaba en el estadio y los trabajadores, fanáticos, ejecutivos me decían: ‘Landon, bienvenido’. Me sorprendió la simpatía de la gente conmigo. No sólo como futbolista, también como persona. Desde ahí dije: ‘Daré todo por este equipo’”.

Estados Unidos: “Fue mi primera playera, antes de cualquier equipo. Para siempre con la del Galaxy, la más importante. Qué bueno que tengo la oportunidad de volver a jugar”. El adiós: “Me sentiré emocionado, triste, pero contento porque tengo una oportunidad más de vestirla y será una noche muy buena”.