Ochoa detiene un penal, pero el Granada cae

Mexico, 2017-03-19 15:17:53 | EFE

El Sporting remontó ante el Granada en cinco minutos de inspiración para lograr una victoria (3-1) que permite a los gijoneses mantenerse con vida en la lucha por evitar el descenso en un mal partido salvado por la entrega de los locales.

Los locales buscaron el juego más directo tratando de aprovechar las contras mientras que el Granada tocaba más en el centro del campo y suya fue la primera oportunidad en un disparo de Cuenca que detuvo Mariño sin problemas antes de que el hoy portero rojiblanco sacara una gran mano a la base del poste en un remate de Andreas.

En el córner, Ingason remató a la red pero el árbitro no dio validez al gol al entender que el granadino se apoya en Vesga para su remate, lo que fue muy protestado por su equipo.

Desde ese momento las ocasiones pasaron a ser más claras para los locales con un Burgui muy vertical, que probó a sorprender desde lejos pero Ochoa se convirtió en el mejor de su equipo al salvar varias ocasiones muy claras.

También puedes leer: El Atlético somete al Sevilla en el Vicente Calderón

La primera en un remate de cabeza de Babin en el saque de un córner al que respondió con una buena estirada y poco después saliendo a cubrir el disparo de Víctor Rodríguez, que recibió un balón de Burgui y encaró la meta rival si oposición.

Las jugadas del Granada eran más elaboradas, pero al llegar a las inmediaciones del área rojiblanca sólo lograban remates que apenas creaban problemas para Mariño todo lo contrario que el Sporting, que en pocos pases o con jugadas personales llegaban con mucho peligro.

En una de esas contras Víctor Rodríguez volvió a quedarse solo en el área granadino aunque bastante escorado y su disparo cruzado, tras rozar en Ochoa, se estrelló en el poste derecho de la portería.

También puedes leer: La Juve sufre para ganar y por lesión de Dybala

Con el marcador en contra Rubi mete en el campo al delantero marfileño Traoré, que pasó una semana entre algodones y que estableció el empate en el primer balón que tocaba tras un pase de Burgui, que le dejó solo y a puerta vacía tras haber roto los dos el intento de fuera de juego de la defensa granadina.

El gol espoleó a los locales que se fueron a por el partido de manera decidida y el segundo gol no tardó en llegar en una larga jugada de centros y rechaces que culminó Babin con un cabezazo en del área pequeña.

El Sporting aprovechó sus mejores momentos de juego de todo el partido y en otra jugada de velocidad Carlos Castro y Carmona superaron a la defensa granadina para que este último anotará el tercero de tiro cruzado entre el delirio de la grada.

Al minuto 82, el Soporting quería acabar la fiesta con goleada pero, Ochoa detuvo un penal, pese que su equipo ya estaba  contra las cuerdas.