México con la clasificación en sus manos

Mexico, 2017-03-29 00:22:57 | Redacción ESTO

El escenario para México cuando terminó el sorteo del Hexagonal Final lució poco alentador. Las visitas iniciales a Estados Unidos y Panamá hicieron pensar que el Tricolor podría arrancar con dos derrotas.

El panorama se clareó y los de Osorio respondieron con un triunfo en la congeladora y soportar la marea roja.

La segunda prueba significaba el primer encuentro en casa, aunque fue frente a la sorprendente Costa Rica. El combinado nacional tomó el encuentro con personalidad y demostró que pese a que los ticos terminaron mejor el mundial pasado, les pesa todavía el Coloso de Santa Úrsula.

También puedes leer: Colombia se acerca al mundial al imponerse en Ecuador

Fue ahí donde la visita a Trinidad y Tobago significó la bajada de la montaña. Un triunfo ante los trinitenses mostraría oxígeno. La realidad fue otra. México simplemente dominó y venció, después de años, a los isleños.

Pero, ¿cuál es el futuro del Tricolor?

La respuesta es sencilla. México tiene prácticamente el boleto en la mano y solamente necesita guardarlo en su bolsillo. Y pese a que lucen juegos difíciles ante Honduras y Estados Unidos -rivales que visitarán el Azteca en la próxima fecha FIFA- no se debe de tener problema.

También puedes leer: Argentina no puede con la altura y cae ante Bolivia

La visita de los catrachos simplemente debe de ser congruente para la Selección. La posibilidad de que la “H” saque, siquiera un punto de la casa del futbol nacional luce complicado.

La generación catracha ha dejado dudas. Los Pavón, Costly y Valladares son cosa del pasado. El “Choco” Lozano, Izaguirre y Claros no son los referentes que todos esperan.

También puedes leer: Juan Carlos Osorio se rapa tras apuesta con seleccionados

El rival más peligroso es el de las barras y las estrellas. Estados Unidos, con Bruce Arena de regreso ha retomado el ritmo, a tal punto que abandonó el fondo de la tabla y amanecerá en reclasificación.

México, con dos triunfos más estará en la Copa del Mundo y podría, junto a Brasil, decir presente en Rusia 2018.