Pachuca y Puebla reparten puntos en el Hidalgo

Mexico, 2017-04-01 21:41:26 | Redacción ESTO

POR OMAR PÉREZ DÍAZ/ SOL DE HIDALGO

PACHUCA, Hidalgo.- Ni fu, ni fa…

Pachuca y Puebla han empatado sin goles en el estadio Hidalgo, está noche, ante una buena entrada.

Tuvieron los Tuzos chance de ganar pero el “Chucky” Lozano, que reapareció en las canchas, falló un penal. Ahí se fue la mejor ocasión de romper este juego.

También puedes leer: ¡Letal! Con un zarpazo, León le pegó a Tigres

Con esto, los blanquiazules llegan a 18 unidades, mientras que La Franja alcanza 10, en un pasito más a la salvación.

Una lástima por la gente que esperaba gritar algo más que aproximaciones.

A rescatar, por así decirlo, los 26 juegos sin perder en casa del cuadro que maneja Diego Alonso. Una marca histórica, que desde el 2012, con Tigres, no se veía.

EL JUEGO

El primer tiempo fue un ensayo.

Casi un entrenamiento para el Pachuca, que decidió salir a jugar sin centro delantero.

Pocos, por no decir que ningún plantel del mundo manda semejante lujo. El Barcelona, sí acaso…

La ausencia de un referente adelante condicionó el accionar de los hidalguenses.

Los anfitriones fueron más en todo. En posesión, en toque, en seguridad, en fin, superioridad sin reflejarla en el marcador.

Claro, se acercó con algún disparo de Guzmán que fue atajado en gran forma por Campestrini pero nada más.

Fuera de eso y otro intento del Hirving Lozano, no se dio mayor inquietud para el conjunto de Cardozo.

Así, las cosas se dieron muy a modo para los visitantes. Puebla fue ordenado y con eso le bastó para no verse dañado. Al fin y al cabo, sacar unidades era el objetivo.

Sus centrales, sin inquietarse, se limitaron a cuidar las embestidas de Lozano y Urretaviscaya, escalonando a sus laterales, sin apuro.

También puedes leer: Chivas empata con Morelia y arriesga el liderato

El descanso sin goles fue una consecuencia de todo lo que dejaron de hacer los Tuzos.

Aferrado a su variante, Alonso casi acierta cuando el “Chucky” Lozano agarró al Puebla en un contragolpe, mano a mano, y fue fauleado por Gutiérrez en el área. Penal.

Fue el mismo Hirving quien ejecutó, de mala forma, desviado, haciendo mayores los reclamos de Campestrini y su banda, que sentían rigorista la marcación.

Arruinada la idea, Alonso dio marcha atrás y mandó a Franco Jara al campo, tratando de abrir el camino a la red.

Para ese entonces, Los camoteros habían ganado en confianza y hasta se animaba a probar con un tiro lejano al “Conejo” Pérez, quien atendió sin problema.

Los Tuzos fueron a más con Figueroa, con Rodríguez, buscando resolver el bocado que se les atragantaba.

Y no se pudo.

Pachuca acabó trabándose sin caminos, sin ideas, ante un Puebla resuelto a llevarse el puntito, que le servirá para salvarse.

Buen negocio de Cardozo, porque este juego no dio para más… porque el anfitrión se tardó.