“Zotoluco” y Joselito Adame, en un mano a mano

Mexico, 2014-10-08 09:14:13 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA
ENVIADO ESPECIAL

GUADALAJARA, Jal.- La plaza de toros Monumental Nuevo Progreso, de Guadalajara, atestiguará uno de los acontecimientos más grandes e importantes de la temporada mexicana, en el marco de las Fiestas de Octubre de la Perla de Tapatía: el mano a mano entre Eulalio López “Zotoluco” y Joselito Adame, ante toros del prestigiado hierro de Begoña, propiedad del licenciado don Alberto Bailleres.

Eulalio López, considerado la actual figura del toreo mexicano, y Joselito Adame, el posible sucesor de la etiqueta, que avanza a pasos agigantados para conseguirlo, se habrán de enfrentar en un duelo natural por la condición de ambos. Un mano a mano que servirá para medir los alcances del hidrocálido ante el maestro. Uno tiene de su lado la experiencia y la maestría; el otro, la juventud y los deseos desbordados por cómo se ha venido desarrollando su temporada.

“Si quiere ser la primera figura, no será fácil”, anotó Eulalio durante la conferencia de prensa que realizó la empresa Espectáculos Taurinos de México, a través del licenciado Alfredo Sahagún, gerente del Nuevo Progreso de Guadalajara.

Joselito, por su parte, señaló que no le tiene nada contento este festejo, ya que, “sé de la gran responsabilidad que significa este compromiso; el matador Zotoluco es los toreros que exigen mucho en el ruedo”.

Ambos diestros estarán en el ojo del huracán en los próximos días, los dos de igual forma tienen encerrona a la vuelta de la esquina, Eulalio en la Plaza México y Joselito en Pachuca. Pero será en Guadalajara donde los dos coincidan, en este mano a mano que tiene mucho de fondo y que servirá de mucho para medir sus alcances. Para donde se incline la balanza mucho habrá de repercutir en contra del otro; el resultado, sea cual sea, generará mucha polémica. Pero de igual forma, los dos pueden salir a hombros, que sería lo grandioso para el engrandecimiento de la fiesta de toros.

La cereza del pastel será la ganadería de Begoña, un hierro que exige mucho, lo que revestirá el festejo, ya que los matadores tampoco tendrán peritas en dulce para conseguir el triunfo. Por donde se le mire la corrida tiene interés.