El proyecto De La Torre en el Chiverío, para tres años

Mexico, 2014-10-08 09:25:25 | Fernando Schwartz

CHEPO de la Torre regresa a las Chivas Rayadas del Guadalajara. Fue el último técnico que llevó al Rebaño a ser campeón. Néstor pone las bases con Jorge Vergara y Chepo en el timón a un proyecto de tres años. Treinta y seis meses donde se comienza por sacar puntos para salvar la permanencia y que se quiere coronar con la ascendencia del equipo a la zona donde debe pertenecer. Vi a un José Manuel muy bien ubicado, muy claro en sus conceptos y sobre todo aliviado en su exterior e interior de lo que vivió precisamente hace un año y un mes cuando dejó de ser técnico nacional.

José Manuel es un tipo trabajador y entregado. Fiel a su metodología y a su creencia, además de traer muy bien inculcado todo lo que es Chivas y de ahí ya hay una buena base para partir en esta operación de rescate ante una situación que se fue de las manos y que finalmente explotó en este torneo. Una cadena de errores y proyectos fracasados que ahora conllevan al regreso de los exitosos hermanos De la Torre, Néstor y José Manuel, para sacar esto adelante.

Un reto que le viene a par a Chivas y José Manuel. Ambos vienen de tocar fondo en sus diversos escenarios y cuando se llega a él se fortalece y se sale más fuerte para poder encarar todo lo que viene por delante. Lo primero será que José Manuel logre que los jugadores retomen la confianza y sanear un vestidor resquebrajado por la amargura de los resultados y donde todo se fue a pique. El ser humano pierde el paso ante la adversidad y hasta que las situaciones se inclinen a lo positivo es como la propia inercia irá cambiando.

La ventaja es que jugadores y técnico se conocen perfectamente. Han estado juntos, ya sea en Selección, en Toluca o en los caminos mismos del futbol en la anterior versión de Chepo en el chiverío. Me pareció adecuado que sea incluyente para buscar que todas las áreas bien comunicadas recojan los frutos del trabajo de básicas y sobre todo lo más importante que a quienes están actualmente en el primer equipo les caiga el veinte de que esto debe revertirse a como dé lugar y sé que en varios de los jugadores la pena les ha acompañado en este proceso por el escarnio público ante la debacle y toda la serie de comentarios irritantes, fuera de educación y carentes de crítica profesional que han debido enfrentar y que ahora es el momento de sacar la cara y dejar todo atrás.

Dividir el poder arriba entre varias cabezas finalmente convirtió este rompecabezas en producto de destrucción interna donde no había cónclaves y consensos. Tener una sola cabeza en la toma de decisiones es lo mejor que le puede venir a Chivas en esta crisis y en todo lo que venga por delante. No hay otra forma de revertir situaciones que con decisiones sólidas, en una misma línea y con una sola dirección donde azul sea azul, rojo sea rojo y no donde se discuta si debe ser azul o rojo y que finalmente quedó mezclado llevando al chiverío a este tobogán de espiral hasta el fondo más fuerte que ha tocado en sus años de existencia, aunque por ahí en los 70 pasó algo similar.

José Manuel a un año de distancia tiene la revancha esperada para mostrar la capacidad que siempre le ha acompañado, pero como a todo buen profesional, le cae también el tiempo de malaria y éste le vino en un tercer año en Selección después de que los dos primeros fueron clasificados de extraordinarios por el futbol desplegado y los resultados obtenidos. Le llegó esta papa caliente y ojalá que el proyecto a tres años realmente dure los 36 meses pactados y que no se comience con nuevos cambios según el viento, porque si la Chiva se vuelve a salir del carril, el barranco le estará esperando con los brazos abiertos.