Bumgarner logra una marca histórica en la MLB

Mexico, 2017-04-03 09:29:01 | EFE

Foto: AP

Bumgarner vivió en tierras de Arizona el contraste de ser la gran figura individual de su equipo, los Gigantes de San Francisco, que al final no pudo aprovechar su gran labor desde el montículo y cayeron derrotados por 5-6 ante los Diamondbacks.

El paracorto Chris Owings pegó sencillo remolcador en la novena entrada y remolcó el triunfo de los Diamondbacks, que tuvieron que esperar al relevo de los Gigantes antes de poder hacerle daño con su ofensiva.

El partido había estado para cualquiera de los dos equipos hasta que surgió el bate oportuno de Owings que conectó batazo a lo profundo del jardín derecho y definió la pizarra para los Diamondbacks cuando su compañero, el bateador emergente Daniel Descalso, que jugó el Clásico Mundial con Italia, pisó la registradora.

La victoria se la acreditó el cerrador dominicano Fernando Rodney (1-0), que hizo su debut con los Diamondbacks, y se encargó de sacar los tres últimos “outs” del partido.

También puedes leer: San Luis abolla la corona a Chicago en el arranque de la MLB

Aunque Rodney permitió dos imparables y una carrera y regaló dos pasaportes, al final se quedó con el triunfo porque el bullpen de los Gigantes estuvo peor.

Antes Bumgarner (2) salió sin decisión en siete episodios, pero brilló con el bate al pegar par de cuadrangulares en la segunda y séptima entradas, ambos solitarios, que al final no pudieron tener la recompensa del triunfo.


Pero Bungarner se convirtió en el primer abridor en la historia de las Grandes Ligas que consigue pegar dos jonrones en el día inaugural de la temporada.

“Lo más importante hubiese sido conseguir la victoria”, declaró Bumgarner al concluir el partido. “Los jonrones no son suerte son el resultado de trabajar duro con el bate durante los entrenamientos”.

También puedes leer: Roman Reigns retira al Undertaker en la WWE

El derrotado fue el cerrador Mark Melancon (0-1) que en dos tercios permitió nada menos que cuatro imparables, dos carreras limpias y abanicó a un bateador rival.

Los Gigantes volvieron a mostrar el mismo problema que les afectó la pasada temporada, y fue el pobre pitcheo que tuvo con el relevo, especialmente a la hora de cerrar los partidos.