Boca estrena centro de entrenamiento en su aniversario 112

Mexico, 2017-04-03 13:00:31 | Redacción ESTO

Foto: Twitter @BocaJrsOficial

Buenos Aires .- El Boca Juniors inauguró hoy su nuevo centro de entrenamiento en la provincia de Buenos Aires con un acto al que asistieron el jefe de Estado argentino y expresidente del club, Mauricio Macri, y el nuevo presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia.

Los directivos pretendían que las instalaciones llevasen el nombre de Mauricio Macri, pero el mandatario se opuso porque, según sostuvo en rueda de prensa durante la inauguración, quiere que Argentina “se aleje de los personalismos y liderazgos mesiánicos”.

“Quiero agradecerle al presidente de Boca por esta invitación y por el intento de que este predio lleve mi nombre. Ustedes creyeron, como necesitamos todos creer hoy, que necesitamos tener proyectos de desarrollo que nos entusiasmen y nos incluyan”, dijo Macri.

También puedes leer: A dos meses de la Confederaciones, San Petersburgo sufre un atentado

El presidente del Boca Juniors, Daniel Angelici, dijo que Macri, que estuvo al mando del club entre 1995 y 2008, fue “el mejor presidente de la historia del club”.

“Junto con mi comisión directiva habíamos decidido bautizar este predio con el nombre de Mauricio Macri. Lo charlé con el, lo agradeció, pero me dijo que no era el momento. Muestra la grandeza de su corazón”, contó Angelici.

También puedes leer: Messi convive con autor de su histórico festejo

“Gracias Macri por todas las alegrías que nos diste. Gracias por mostrarnos el camino del trabajo, por enseñarnos que trabajando en equipo y con objetivos claros los resultados llegan. Vamos a hacer que los socios del club nos ayuden a ponerle nombre a las nuevas canchas y a los vestuarios”, agregó.

En la inauguración, que se realizó en el marco del 112 aniversario del club, también estuvo presente la plantilla del Boca Juniors y el entrenador, Guillermo Barros Schelotto.

El nuevo predio del Boca Juniors, de 60 hectáreas de extensión y ubicado en Ezeiza, a 30 kilómetros de la Bombonera, cuenta con varios campos de entrenamiento, vestuarios, comedores y salas de trabajo.