Quien quiera mi título, que se pongan a trabajar: "Barby"

Mexico, 2017-04-04 18:35:07 | Notimex

La boxeadora Mariana “Barby” Juárez tuvo que esperar más de cuatro años para recibir una nueva oportunidad titular, misma que aprovechó, por lo que ahora se dijo dispuesta a enfrentar a cualquier rival y pidió a quienes buscan su título que se formen.

“Un consejo para las que me están buscando ahora que me coroné, primero no me pelaban y ahora quieren la pelea: que se pongan a trabajar, a mí me costó casi cuatro años para que me dieran la oportunidad, no fue nada fácil o sencillo, se dio y lo ganamos”, dijo.

La “Barby” estuvo este martes a la reinauguración de la cancha “Maracaná” y del gimnasio “Huitlacoche Medel” en el Deportivo Tepito, apenas tres días después de conquistar el cetro gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y destronar a Catherine Phiri.

También puedes leer: Tepito, prioridad del gobierno para impulsar el deporte

Una pugilista que quiere la revancha es Irma García, quien asegura derrotó a Mariana cuando se enfrentaron en diciembre en Cancún, y si Zulina Muñoz cambia de división y deja el supermosca, sería inevitable un pleito con Mariana, pues buscaría el cetro gallo.

“Si se ganan la oportunidad no le voy a dar la vuelta a nadie, a la que me pongan enfrente”, dijo la tricampeona mundial, quien pidió a cualquier pugilista que quiera su cetro “que le echen ganas, no se rindan, trabajen, que las cosas terminan llegando”, sentenció.

Una pelea que parece inminente es entre Mariana y Jackie Nava, cuando la segunda termine sus compromisos como diputada federal, situación que tiene satisfecha a Mariana.

También puedes leer: La AMB ordena pelea entre Santa Cruz y Mares

“Vamos a echarle ganas para defender lo que gané, quiero peleas atractivas, se viene una y podría ser con Jackie Nava, ya platicamos, su actitud me gustó, es del tipo de personas profesionales con las que se puede trabajar, creo que ella no viene a colgarse de nadie, tiene una carrera bien hecha y sin problemas, también yo”, aseveró.

Finalmente, feliz luego de haber derrotado a la africana ante más de 25 mil espectadores en el zócalo de la ciudad, aplaudió el trabajo que realizó con su equipo, victoria “dedicada a Dios y a toda la gente que me apoya”.

“Fue muy importante no renunciar ni darme por vencida, los resultados se vieron arriba del ring, créanme que voy a seguir trabajando y esforzando para ser una buena campeona mundial contra la que venga y me pongan, saben que jamás doy la vuelta”, sentenció.