Alberto Valdez, un histórico de la hípica mexicana

Mexico, 2017-04-06 00:37:42 | Redacción ESTO

Alberto Valdez Lacarra, medallista de los Juegos Olímpicos de Moscú ’80 tuvo a su padre, del mismo nombre y únicos exponentes en la historia en subir a un podio olímpico, como principal ejemplo en su carrera como jinete de salto ecuestre y también como formador incansable de jinetes, actividad que desempeña con vehemencia.

No podía faltar en el “Global Champions Tour Ciudad de México 2017”, con algunos de sus más aventajados alumnos, quienes tendrá la oportunidad de competir con los mejores jinetes del orbe, compartir experiencias y vislumbrar su futuro si adoptan el camino profesional.

También puedes leer: Se espera lluvia para el GP de China

“Todo esto es muy constructivo y es bueno sobre todo por la gran cantidad y calidad de jinetes jóvenes que hay en México”, declaró Valdez Lacarra, quien comparte el honor de ser los únicos padre e hijo que figuran en el cuadro de honor del olimpismo. Su papá fue medallista de oro por equipos, en los Juegos de Londres 1948.

“Gracias a dios tengo muchos alumnos, he tenido muchos toda mi vida y ahora dos de mis discípulos estarán presentes en este evento”, informó Alberto, tras recordar que uno de sus pupilos más aventajados es el profesional Alberto Michan, quinto lugar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aunque no estará presente en México.

Al preguntarle de manera expresa a Valdez Lacarra sobre que ha sido de su vida, no tiene vuelta de hoja: “Nada… igual, los caballos, toda mi vida son los caballos”, dijo. Durante 28 años fue instructor en el desaparecido Club Hípico Francés y ahora tiene su base en varios clubes con Alberto Guasch, la Escuela Santa Fe y La Barranca, entre otros.

También puedes leer: Los Dodgers cuidan el brazo de Julio César Urías

“Lo que aprendí fue directo de mi padre y después el señor Joaquín Laud y básicamente ellos a los que le agradezco toda mi vida y lo que yo pude aprender”, luego de  explicar que ya no existe un sello en la monta como lo fue en la época de la postguerra. Desde su punto de vista, la técnica en la monta se americanizó.

Y al hablar de la calidad de los caballos de su época a la actual, no hay comparación. En México, destacó los criaderos ubicados en Nuevo León, los que más éxito han tenido.

“El Global Champions Tour es una bendición, fabuloso para todo mundo”, concluyó frente al padoc, junto a uno de sus discípulos, en la Catedral del Deporte Ecuestre de nuestro país.

(Héctor Reyes / Foto: Jorge Barrera)