Chivas remonta y recupera el liderato de la Liga MX

Mexico, 2017-04-08 20:12:09 | Redacción ESTO

POR ALEJANDRO ALFARO

FOTOS: JORGE BARRERA

ENVIADOS ESPECIALES

ZAPOPÁN.- Justo cuando parecía que Guadalajara se iba a tener que conformar con un empate ante Puebla, un error garrafal e increíble de Cristian Campestrini le permitió al Rebaño recuperar, al menos por una noche, el liderato general del Clausura 2017 gracias al 3-2 final en el marcador.

La capacidad de reacción rojiblanca apareció nuevamente, ya que se repusieron de un duro 0-2 en contra al medio tiempo para cambiar de cara en el complemento y superar con autoridad a una Franja que pagó caro el renunciar a la propuesta que les dio un par de goles.

También puedes leer: Estoy hecho mier…, igual que mis compañeros: Peñalba

Carlos Fierro fue el hombre de la noche. Sus desbordes y viveza generaron la jugada del autogol del empate y el tanto del triunfo, mismo que tiene al Rebaño con la ilusión del doblete más viva que nunca.

EL JUEGO

Contra todos los pronósticos que lo ponían como víctima segura en su visita a la cancha de Chivas, Puebla fue agresivo desde el inicio de las hostilidades, por lo que sorprendió al propio Guadalajara, que sufrió con la presión camotera durante su salida e intentos de construir su futbol de atrás hacía adelante.

Con Canelo como su jugador más insistente, los Camoteros lograron preocupar a la zaga rojiblanca y al mismo Rodolfo Cota, que se llevó un gran susto al intentar jugar la pelota con los pies, lo que llevó a que González intentara robar, lo cual casi consigue, cuando forzó a que el meta del Rebaño metiera un despeje a los tumbos, mismo que capturó Araujo, quien no pudo dar dirección de portería a su tiro de media distancia.

También puedes leer: Necaxa rescata el empate ante Tigres en el Victoria

El cuadro de Almeyda intentó responder. Un par de tiros de Alan Pulido desde fuera del área fueron las mayores amenazas para Campestrini, que en ambos casos resolvió con lances atinados para evitar la desgracia de los suyos.

Las amenazas poblanas del inicio del encuentro se vieron consumadas con el primer tanto de la noche. Orrantia encaró por derecha a Alanís, y en su intento por centrar, se encontró con un desvío de su marcador, mismo que facilitó el anticipo de Federico González, quien con la posición ganada únicamente tocó suave sobre la salida del portero.

El desconcierto chiva fue notorio. El escenario no era el esperado por los tapatíos, que lejos de encontrar la respuesta al problema, sufrieron un segundo golpe cortesía de Edgar Dueñas, quien en un tiro de esquina cobrado por Canelo, se levantó para picar la pelota a segundo poste. 0-2

El descanso de 15 minutos al término del primer tiempo le vino bien a unas Chivas que para el complemento mostraron una cara completamente distinta. Los ajustes de Almeyda al dar ingreso a Calderón y Pineda tuvieron como consecuencia un ataque mucho más dinámico y peligroso.

Las triangulaciones y conexiones rojiblancas no tardaron en aparecer. Carlos Fierro puso un servicio al espacio a Pulido, quien con un gran gesto individual eludió su marca y mandó la de gajos a guardar, lo que de paso despertó al graderío que se había contagiado de la exhibición de la primera mitad.

El intento de resurgimiento rojiblanco se encontró un bache cuando el “Gallo” Vázquez vio el cartón rojo por parte del silbante Miguel Ángel Chacón, luego de que cortara un despeje de Campestrini con la mano a la altura del medio campo, lo que propició su segunda amonestación.

Esto no mermó el vendaval del Rebaño, quien una y otra vez, principalmente por el sector derecho, buscó desequilibrar y romper con la muralla poblana que Cardozo plantó con la ventaja en el marcador. Canelo fue su única apuesta netamente ofensiva para un contraataque. Todos los demás a hacer labor de sacrificio.

Por si La Franja no sufriera suficiente a pesar de tener uno más en la cancha, el propio club poblano se hizo el harakiri en menos de un minuto. Primero, Adrián Cortés tuvo que irse antes a bañar por doble amonestación, lo que terminó con cualquier esbozo de ventaja de su escuadra. Inmediatamente después, Fierro penetró por derecha, llegó a línea de fondo y metió un servició peligroso que Centurión, en su intento de despejar, terminó por meter en su propio arco. Autogol que dejó frío a todo Puebla.

En una jugada aislada, Canelo tomó la bola, la acarreó, entró al área con peligro, pero su remate fue muy flojo y se quedó entre las piernas de Cota.

Justo en el último suspiro del juego, una desconcentración de Campestrini le costó caro a Puebla. El arquero tenía la pelota en sus manos, la puso en el suelo sin darse cuenta que detrás suyo estaba Carlos Fierro, quien se avivó, lo despojó del esférico y consiguió el tanto del triunfo para unas Chivas que con eso, regresaron al primer lugar general.

ACCIONES DEL PARTIDO